Coronavirus

El Gobierno plantea una "última" prórroga del estado de alarma hasta finales de junio

La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, lo ha confirmado en su comparecencia en el Congreso ante la Comisión para la Reconstrucción

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, durante el debate en el Congreso de la quinta prórroga del estado de alarma.
La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, durante el debate en el Congreso de la quinta prórroga del estado de alarma.

El Gobierno se plantea solicitar autorización al Congreso de los Diputados para establecer una sexta y última prórroga del estado de alarma que abarque todo el proceso pendiente de desescalada y que se extendería hasta "los últimos días de junio", por lo que sería para "algo menos de un mes".

Así lo ha anunciado la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, en su comparecencia en la Cámara Baja ante la Comisión para la Reconstrucción que busca alcanzar acuerdos entre todas las fuerzas políticas para favorecer la reactivación económica y social del país tras la pandemia.

"Nuestro país pronto saldrá del estado de alarma. El Gobierno en este momento se plantea, si hay mayoría suficiente para hacerlo, una última prórroga del estado de alarma que nos permita terminar lo que hemos denominado desescalada, cubrir la última fase de las cuatro establecidas con arreglo a los criterios de los expertos para poder ir saliendo de una situación que ha tenido puntos álgidos tremendos", ha explicado.

Asimismo, Calvó apuntó que esta última ampliación contemplaría "modificaciones muy importantes" del decreto de alarma para dejar a las comunidades autónomas "que desescalen" a su ritmo, permitiendo que unos territorios salgan de la alarma antes que otros porque, a su juicio, es posible "constitucional y legalmente".

La última prórroga del estado de alarma alarma aprobada por el Congreso de los Diputados la semana pasada se extiende hasta el 7 de junio. Para que se cumpla la previsión de que a finales de junio todos los territorios hayan concluido la desescalada sería necesario que las zonas que van más retrasadas como la Comunidad de Madrid, Barcelona y su área metropolitana y la mayor parte de Castilla y León, con las capitales de provincia incluidas, avanzasen más rápido de lo previsto, saltándose en algún momento los 14 días inicialmente previstos entre fase y fase, porque de lo contrario no concluirían la desescalada hasta los primeros días de julio.

Sin embargo, ante las dificultades que ya se presentaron para la última ampliación del decreto, Calvo ha asegurado que el Gobierno tiene "un plan alternativo" por si no se le concede unos "15 días más" de estado de alarma. Ha anunciado que el Ejecutivo prepara un decreto ley que ordene el final de la desescalada en caso de que no consiga el aval del Congreso.

Así, ha explicado que el Gobierno se plantea ordenar la legislación que está vigente por medio de las órdenes ministeriales que se han ido aprobando y ponerla bajo un "paraguas de decreto ley" para dejar las medidas "mínimas posibles" que puedan regular la reacción y la respuesta sanitaria hasta el final de la desescalada. Además, junto a ese decreto ley, el Gobierno planteará a través del procedimiento "de urgencia" alguna reforma de la legislación estatal básica "para poder responder a algún rebrote".

De esta forma, la ministra espera que en la misma comisión parlamentaria se reflexione sobre cómo actuar para paliar los efectos de la pandemia y sobre la posibilidad de tener una legislación sanitaria común que permita actuar ante futuros rebrotes, respetando las competencias de las comunidades autónomas.

La oposición contra el pacto con Bildu

La portavoz del PP en la Comisión de Reconstrucción del Congreso, Ana Pastor, ha instado al Gobierno a "rectificar" porque los "aliados" que tiene le están llevando a la "deriva", en referencia al pacto firmado con EH-Bildu, que tensiona cualquier posible acuerdo con los populares.

En su intervención tras la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha preguntado si pretende utilizar al PP como "atrezzo" para su hoja de ruta partidista y ha advertido de que su grupo va a "arrimar el hombro" pero para buscar soluciones. Así, Pastor también ha instado al Gobierno a aclarar si va a derogar la reforma laboral como ha acordado con la formación abertzale y ha advertido de que han firmado este pacto formaciones políticas que "vivían mejor sin la Constitución".

Por eso, ha insistido en que la reconstrucción se debe basar en los principios constitucionales y no en pactos "no presentables" como el de Bildu, que ha calificado de "error histórico" e "irresponsabilidad" que daña la memoria de las víctimas del terrorismo y la credibilidad de España.

Similares advertencias le han lanzado a Calvo los portavoces de otros partidos, entre ellos el de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha dedicado su intervención a criticar la gestión de la crisis del coronavirus realizada por el Gobierno y avisar de que aún se está "a tiempo" de cambiar las condiciones ante la UE.

Normas
Entra en El País para participar