Samsung prepara un nuevo Galaxy Watch que tendrá versión de titanio

Samsung prepara un nuevo Galaxy Watch que tendrá versión de titanio

Saldrá a lo largo del presente año.

Samsung fue de los primeros fabricantes en poner a la venta los primeros smartwatch del mercado. Corría el año 2013 y, aunque todo el mundo tenía claro que habían llegado para quedarse, en realidad no fue hasta algunos años más tarde cuando el tiro se enfocó en lo que realmente interesa a los consumidores: la salud y el control de nuestra actividad física.

Además, Samsung es de los pocos que no ha sucumbido al éxito de Apple y sus modelos con esfera cuadrada, manteniendo esa forma circular y realizando sus propios diseños que se encuentran entre los más bonitos del mercado. Así que con en este 2020, toca una nueva generación de Galaxy Watch que, muy presumiblemente, llegará a las tiendas aprovechando las semanas posteriores al lanzamiento del Galaxy Note20.

Con versión de titanio

Ahora llevamos ya algunas semanas conociendo pequeños detalles sobre el nuevo Galaxy Watch, como el regreso de ese bisel giratorio que ya tuvieron, con forma de corona, los Gear S2, S3 y Sport de hace dos y tres años, pero adaptados al nuevo diseño Active, que es mucho más elegante, fino y menos rugerizado.

Samsung Galaxy Watch Active.
Samsung Galaxy Watch Active.

El caso es que la nueva generación ya tiene números de serie. Serán los SM-R840 y SM-R850 que se corresponden con los dos tamaños con los que llegará al mercado. Un detalle este que no varía respecto de generaciones anteriores. Eso sí, al acabado en acero inoxidable y aluminio típico de los smartwatch de los coreanos en otros años, tendremos que añadirle uno nuevo que han conocido los compañeros de SamMobile: el titanio.

Según apuntan en su información tendremos esa posibilidad de comprar el reloj con un material que es muchísimo más ligero, duradero y resistente que los utilizados hasta ahora aunque no se sabe en qué medida llegarán a encarecer su precio. Sobre el diseño tampoco parece haber datos claros que apunten en una dirección concreta, si serán unos dispositivos continuistas respecto de los Galaxy Watch Active 2 del año pasado, o si los coreanos querrán ir un paso más allá estrenando nuevas formas.

Lo que sí podría llegar es, tal y como hemos conocido en las últimas fechas, nuevos sensores como el que mide los niveles de oxígeno en sangre, o el detector de caídas, especialmente importante para nuestros mayores cuando viven solos, ya que el sistema es capaz de alertar a los equipos de emergencias en caso de que la persona no recobre la verticalidad en un tiempo previsto.

Normas
Entra en El País para participar