Infraestructuras

ACS conserva la calificación BBB de S&P pese a la crisis de Abertis

La agencia, que espera una política financiera conservadora, mantiene la nota de ‘investment grade’ con perspectiva estable

El presidente de ACS, Florentino Pérez, y su consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes
El presidente de ACS, Florentino Pérez, y su consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes

El grupo ACS ha tomado aire con la ratificación de su calificación 'BBB' otorgada por Standard and Poor’s. La agencia también mantiene la perspectiva estable sobre la solvencia del grupo español de infraestructuras, cuyos recientes resultados se han visto afectados por una menor aportación de la participada Abertis por el efecto de la pandemia.

La filial alemana Hochtief también conserva la calificación crediticia corporativa a largo plazo BBB y la nota A-2 a corto plazo. El volumen de ingresos y de la cartera de ACS, así como la diversificación geográfica, son tres de los argumentos que hacen pensar a la agencia que resistirá la dura crisis en este 2020. La compañía declara un colchón de liquidez de 12.000 millones de euros.

S&P espera una disminución de los ingresos de entre el 10% y el 15% este año, lo que llevará a que la generación de caja por operaciones (FFO) caiga a corto plazo. La perspectiva estable, por su parte, refleja la expectativa de que ACS pueda mantener el ratio de FFO sobre deuda por encima del 30% tanto en el segundo semestre de este año como en 2021.

La agencia también espera una política financiera conservadora por parte del conglomerado que preside Florentino Pérez.

Normas
Entra en El País para participar