Fundación BBK entra en Iberdrola con una pequeña participación

Plan para diversificar sus ingresos del dividendo de Kutxabank

Xabier Sagredo, presidente de Fundación BBK.
Xabier Sagredo, presidente de Fundación BBK.

Fundación BBK ha tomado una pequeña participación en Iberdrola en su primera inversión en una empresa cotizada. La fundación que preside Xabier Sagredo quiere diversificar sus ingresos, ya que ahora depende al 100 % del dividendo de Kutxabank, del que es el principal accionista con el 57 %.

La institución cuenta con un fondo de 100 millones para invertir en participaciones empresariales. En Iberdrola ha adquirido 397.756 acciones por 3,4 millones. Una operación de poca cuantía pero que supone el inicio de esa estrategia de diversificación. La entrada en él capital de la eléctrica se ha realizado este mes a través de dos operaciones. El pasado 14 de mayo adquirió 265.000 acciones a un precio de 8,46 euros por título y el 15 de mayo sumó otros 132.756 títulos a 8,50 euros cada uno.

En total, casi 400.000 acciones de la corporación que preside Ignacio Galán, que ha garantizado que este año aumentará tanto el beneficio como el dividendo a pesar del Covid-19. De hecho, la eléctrica retribuirá a sus accionistas con 0,40 euros brutos por título con cargo a los resultados de 2019. Un reparto superior en un 14 % al realizado el año anterior.

El proyecto renovable de Iberdrola, con importantes inversiones en eólica y fotovoltaica, encaje en la estrategia de Fundación BBK de participar en compañías con la sostenibilidad en el centro de su gestión.

La fundación ha comunicado la inversión en Iberdrola a la Comisión Nacional del Mercado de Valores porque Xabier Sagredo es uno de los consejeros de la eléctrica, con carácter independiente. Kutxabank por su parte mantiene el 1,5 % del capital de la multinacional de la energía con sede en Bilbao.

Normas
Entra en El País para participar