Buffett mantiene posiciones en Liberty ante el pacto con Telefónica

Berkshire Hathaway continúa entre los principales accionistas

Warren Buffett.
Warren Buffett. REUTERS

El acuerdo entre Telefónica y Liberty Global para fusionar sus respectivas filiales en Reino Unido, O2 y Virgin Media, ha proporcionado, al menos por el momento, un compañero de relevancia al grupo español: Berkshire Hathaway, el vehículo financiero del veterano Warren Buffett, probablemente el inversor más conocido del mundo. Y es que Berkshire es uno de los principales accionistas institucionales de Liberty Global.

El grupo de inversión de Buffett prácticamente mantuvo su posición en Liberty Global durante el primer trimestre del año, apenas vendió pequeños paquetes de acciones, tal y como ha indicado Berkshire Hathaway en el informe 13-F, remitido a la autoridad bursátil de EE UU (SEC) el pasado viernes. El holding de Buffett, que aterrizó en Liberty Global en el cuarto trimestre de 2013, es el segundo grupo inversor en acciones A, que tienen derecho a voto de la operadora, con más de 19,31 millones, un 10,64% del total, tras haber vendido cerca de 400.000 títulos.

Berkshire solo es superado por Harris Group, con un 19%; y está por delante de Dodge & Cox, con un 8,78%; Route One Investment, con 4,66%, Baupost Group, con un 4,22%. Otros inversores de relevancia con Varguard, Blackrock o Invesco, entre otros.

De igual forma, Berkshire Hathaway posee un paquete de 7,34 millones de acciones tipo C de Liberty Global, el mismo número que a final de 2019, que sitúan al holding de Buffett, también entre los primeros inversores. En términos generales, el valor actual de la participación conjunta de Berkshire en la operadora se acerca a los 600 millones de dólares (unos 553 millones de euros).

En el primer trimestre, las mayores compras de acciones tipo A de Liberty fueron llevadas a cabo por Goldman Sachs Asset Management, Citadel Advisors y el fondo de pensiones holandés PGGM.

Accionariado

El accionariado de Liberty está dividendo en tres tipos de acciones. A, con derecho a un voto por una acción; B, con derecho a diez votos por acción; y C, sin derecho a voto. El magnate John Malone, presidente del consejo de administración, controla más del 75% de las acciones B, que le otorgan el 29,3% de los derechos de voto.

Lo cierto es que las acciones de Liberty han vivido una primera parte de año de fuertes cambios de tendencia. En el primer trimestre, los títulos de la operadora estadounidense bajaron un 27%, al caer desde 22,74 a 16,51 dólares en el Nasdaq. Desde entonces, y al calor de la operación corporativa con Telefónica en Reino Unido, las acciones de Liberty Global han rebotado cerca de un 32%, y cotizan en el entorno de los 22 dólares. En la actualidad, la capitalización bursátil de Liberty Global supera los 13.000 millones de dólares.

El pasado 7 de mayo, Telefónica y Liberty anunciaron un acuerdo para integrar sus filiales en Reino Unido. O2 y Virgin Media. Cada socio tendrá un 50% del capital de la filial resultante, que viene a retar a grupos como BT, Vodafone y Sky. La fusión, valorada en 38.000 millones de libras (unos 43.400 millones de euros), incluidas sinergias, es la mayor de la historia de Telefónica.

Apuesta por la antigua filial de Latinoamérica

Presencia. Berkshire Hathaway también es el cuarto accionista de Liberty Latin America, antigua filial de Liberty Global en Latinoamérica, segregada en 2018. El holding de Buffett cuenta con 3,91 millones de acciones de la compañía. Liberty Latin America es uno de los grupos que el mercado baraja para adquirir activos de Telefónica en la región, si finalmente opta por la posible venta, dentro de la reorganización puesta en marcha en noviembre, que incluyó la segregación de los negocios en la región, y la creación de la división Hispam.

Normas
Entra en El País para participar