Orange prepara el inicio de la vuelta a los centros de trabajo para el 15 de junio

La sede central de Madrid será la primera en abrir las puertas

Tienda de Orange, con mampara protectora.
Tienda de Orange, con mampara protectora.

Orange España ha comunicado a los sindicatos su intención de empezar a regresar a las instalaciones de la compañía a partir del 15 de junio, tras la crisis generada por el contagio del coronavirus Covid-19, que ha forzado el cierre generalizado de sedes empresariales. Según fuentes sindicales, inicialmente se abrirán los centros más grandes, empezando por Madrid, aunque también podrían abrir las sedes de Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid.

Otras fuentes del sector señalan que Orange tiene previsto abrir todos sus edificios de su sede de Madrid para facilitar que haya distancias seguras entre todos los trabajadores que acudan al centro.

En cualquier caso, la reincorporación será voluntaria, para quienes no quieran seguir teletrabajando; reversible, si hubiera rebrotes del Covid-19; y progresiva, en varias fases y con todas las precauciones y garantías de seguridad.

De esta manera, la segunda operadora española prevé una reincorporación escalonada, progresiva y ordenada, por fases y grupos. Según CC OO, el primer día acudirán al centro de trabajo algunas decenas de personas, no más de 100, el segundo unas decenas más y, de forma progresiva, el número irá creciendo cada día hasta alcanzar en las dos primeras semanas un máximo del 5% o 10% de la plantilla.

A partir del 29 de junio y hasta la siguiente fase, que todavía no tiene una fecha cerrada, podrían estar en las sedes un máximo del 30% de los trabajadores de Orange.

“La compañía tiene previsto realizar a partir de la semana que viene una encuesta oficial que deberán contestar aquellas personas interesadas en dejar de teletrabajar a diario y que quieran regresar a las oficinas de la empresa uno o varios días a la semana”, dice el sindicato CC OO.

Orange señaló que no se reincorporarán los empleados afectados por el Covid-19, los que presenten alguna sintomatología relacionada con la pandemia o que estén en contacto con personas enfermas de coronavirus, o aquellos grupos identificados por las autoridades sanitarias como especialmente vulnerables: mayores de 60 años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y personas con patologías o dolencias previas.

La práctica totalidad de la plantilla de Orange lleva teletrabajando de manera masiva más de dos meses. Unas 3.100 personas de las filiales OSP, OSFI y Simyo se conectan cada día desde sus hogares y realizan las tareas y labores necesarias para que la empresa siga a pleno funcionamiento, prestando un servicio esencial para la comunidad.

Además, la intención de la compañía es abrir más tiendas de forma progresiva. Orange, dada la consideración de servicio esencial de los establecimientos de servicios informáticos y de telecomunicaciones, ha mantenido abiertas distintas tiendas por toda España durante este periodo de estado de alarma. La operadora, como herramienta de protección para empleados y clientes, ha colocado mamparas protectoras en todos sus establecimientos.

Normas
Entra en El País para participar