Gestamp reduce sus beneficios a una tercera parte y gana 14 millones

El grupo ya tiene operativas 90 de sus 110 fábricas, aunque a "niveles muy bajos"

Francisco Riberas, presidente de Gestamp.
Francisco Riberas, presidente de Gestamp.

El fabricante de componentes de automoción Gestamp ha salvado el primer trimestre del año con beneficios, aunque ha recortado casi una tercera parte sus resultados para ganar 14 millones netos. El impacto del Covid-19 en la industria de las cuatro ruedas también se ha notado en el volumen de ingresos, que han retrocedido un 7,3 %, al contabilizar 2.011 millones.

La multinacional que preside Francisco Riberas ha adelantado que 90 de sus 112 fábricas repartidas por el mundo ya están operativas, aunque "a niveles muy bajos". Uno de sus principales clientes en España, la planta de ensamblaje de vehículos de Mercedes-Benz en Vitoria, ha iniciado este lunes la producción a tres turnos. Y es que la mayoría de las marcas han abierto en este segundo trimestre sus fábricas, lo que da aliento a los proveedores, pero dentro de un escenario de incertidumbre y falta de visibilidad, a cuenta de la pandemia.

Gestamp ha aprendido la lección de China, donde tuvo que parar sus once centros, uno de ellos en Wuhan, el foco de la pandemia. Con todos en marcha en la actualidad, aplicará esa experiencia a sus instalaciones de Europa y América.

Para superar esta crisis, Gestamp dispone de una posición de liquidez de unos 2.000 millones, que incluye caja y líneas de financiación abiertas a corto y largo plazo. La deuda financiera neta (DFN) se situó en 2.402 millones al pasado 31 de marzo, prácticamente similar a la del periodo comparado. Los vencimientos de los próximos años están "cómodamente cubiertos" por la citada liquidez, según fuentes de la corporación.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 22,48 %, hasta 193 millones.

Por prudencia, las inversiones se han limitado a un 7,2 % sobre los ingresos (el 9,2 % en el porcentaje comparado).

Normas
Entra en El País para participar