Una red más tupida para proteger a los más vulnerables

La Fundación Bancaria La Caixa ha reforzado las líneas estratégicas de su obra social para paliar los efectos del Covid

Una profesional del Programa de Atención a Personas con Enfermedades Avanzadas atiende a una mujer.
Una profesional del Programa de Atención a Personas con Enfermedades Avanzadas atiende a una mujer.

La crisis sanitaria desatada con el estallido del Covid-19 lleva tras de sí una emergencia económica y social que afecta en especial a los más vulnerables. La pandemia está agravando las dificultades de personas y familias que ya presentaban carencias en áreas de su vida, como el empleo, la salud o las relaciones sociales, y se extiende ahora a nuevos núcleos de población.

Para paliar los efectos de esta crisis, la Fundación Bancaria La Caixa ha reforzado las líneas estratégicas de su obra social y ha activado actuaciones para dar respuestas a necesidades específicas del momento. “La acción social de la Fundación La Caixa es su seña de identidad más definitoria desde hace más de cien años. Nuestro compromiso se ejecuta mediante programas transformadores, plurianuales, dirigidos a paliar las principales necesidades sociales, que, además, prestan especial atención a los colectivos más vulnerables”, señala Antonio Vila, director general de la fundación.

“La superación de la pobreza, la creación de empleo en perfiles frágiles, la atención a las personas mayores o con enfermedades avanzadas y el apoyo a las entidades sociales son algunas de nuestras líneas prioritarias, sin olvidar el apoyo a la investigación médica y a la educación y la divulgación de la cultura y de la ciencia”, añade Vila.

Antonio Vila: “Nuestro compromiso ordinario se ha fortalecido en un contexto extraordinario, con el foco en los más débiles”

Pobreza Infantil. La fundación está intensificando la acción de programas como CaixaProinfancia, dirigido a la lucha contra la pobreza infantil en hogares con niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad. Estas ayudas se han ampliado con una partida extraordinaria de 3 millones de euros, que permitirá a las familias más vulnerables beneficiarias del programa disponer de una ayuda de 300 euros.

Adicionalmente, y bajo el lema #NingúnHogarSin­Alimentos, CaixaBank y la Fundación La Caixa han impulsado una campaña solidaria en favor de los Bancos de Alimentos. Las personas que lo deseen pueden contribuir a abastecer los almacenes de los Bancos de Alimentos, a través de la Federación de Asociaciones de Bancos de Alimentos (Fesbal), realizando donaciones en la web Ningunhogarsinalimentos.org o enviando un SMS con la palabra alimentos al teléfono 38014. La recaudación asciende a 1,2 millones de euros, a los que la fundación ha añadido 1 millón de euros adicional.

Empleo. La Fundación La Caixa ha creado más de 1.600 empleos para personas en situación de exclusión en servicios esenciales durante el estado de alarma a través de su programa de inserción sociolaboral Incorpora. La fundación se apoya en una red de 406 entidades sociales, que han conseguido estas inserciones laborales a través de 948 empresas. También se ha puesto a disposición de los agricultores una bolsa de trabajadores para afrontar la campaña de recogida de fruta, en localidades como Lleida y Almería.

Salud. En el ámbito de los cuidados paliativos, la Fundación La Caixa ha movilizado a los 230 profesionales del Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas con el objetivo de apoyar a las unidades dedicadas a los afectados por el coronavirus, así como a sus familiares, prestando soporte también en las situaciones de duelo.

Y junto a la Fundación Galatea y el Ministerio de Sanidad, ha puesto en marcha un servicio telefónico gratuito (900 670 777) de atención psicológica dirigido a paliar las potenciales situaciones de inestabilidad emocional del colectivo sanitario, que cuenta con un presupuesto de 1 millón de euros.

Personas mayores. En alianza con Cruz Roja, y con el objetivo de ayudar a las personas mayores de Cataluña en situación de soledad durante el confinamiento, la fundación ha lanzado el Plan Cruz Roja Responde, con una inversión de 250.000 euros. Se reparten 2.500 lotes con alimentos, productos de higiene personal, limpieza del hogar y tarjetas para alimentos frescos. Y complementado con un servicio de asistencia, acompañamiento y monitorización de la evolución de los beneficiarios.

Vivienda. Al Programa de Vivienda de La Caixa, que cuenta con un parque de 22.300 pisos sociales en toda España, se le han sumado 4,3 millones de euros para impulsar proyectos de vivienda para la inclusión social y la inserción sociolaboral de personas especialmente afectadas por el Covid-19 a través de las Convocatorias de Ayudas a Proyectos Sociales.

Investigación. La entidad ha triplicado el presupuesto dedicado a los proyectos de investigación, a los que dedica 60 millones de euros anuales. La fundación ha lanzado una convocatoria exprés del programa CaixaImpulse con un presupuesto de 1,5 millones de euros para impulsar propuestas que abran nuevas vías para hacer frente al Covid-19. Se han presentado un total de 349 proyectos, aún en fase de estudio.

“A raíz de la crisis sanitaria, especialmente nuestros programas sociales se han visto muy reforzados, puesto que sus beneficiarios coinciden mayoritariamente con aquellos a los que la situación de dificultad golpea más fuerte. Digamos que nuestro compromiso ordinario se ha fortalecido en un contexto extraordinario, manteniendo en el foco, siempre, a las personas más débiles”, destaca Antonio Vila.

Herramienta de transformación social

La Fundación Bancaria La Caixa no ha descuidado durante esta pandemia las áreas de la cultura, la divulgación del conocimiento y la educación pues constituyen herramientas para la transformación social. Así, la fundación ha creado contenidos digitales vinculados a las actividades y contenidos de los centros CaixaForum y CosmoCaixa. Todos ellos con acceso gratuito para todos los públicos.

A través del proyecto EduCaixa, se han diseñado materiales pedagógicos en torno al Covid-19 e impulsado un programa de liderazgo educativo acorde a las nuevas necesidades y tendencias de la docencia para el futuro. También ha puesto en marcha el primer campus virtual de EduCaixa, en el que han participado 308 alumnos y 82 profesores de España, Portugal y Colombia, centrado en el consumo crítico de la información. Bajo este programa se ha lanzado el Coronavirus Community Lab. Se trata de la primera iniciativa participativa que invita a la población a presentar proyectos de ciencia ciudadana que mejoren la gestión de la crisis.

En el ámbito internacional, la Fundación La Caixa está adaptando y reorientando sus proyectos de salud global, emergencias, sociedad civil y creación de empleo para abordar la crisis del coronavirus en los países de África, Asia y América Latina en los que tiene presencia.

Normas
Entra en El País para participar