Tecnología

Scytl, rival de Indra en los procesos electorales, presenta concurso y pide vender su negocio a Sandton Capital

La compañía no logra un acuerdo con la banca, las instituciones públicas y sus proveedores para pagar deudas de al menos 75 millones

Scytl, rival de Indra en los procesos electorales, presenta concurso y pide vender su negocio a Sandton Capital
Barcelona / Madrid

La compañía Scytl ha presentado concurso de acreedores con un pasivo en torno a los 75 millones y ha solicitado la venta del negocio al fondo estadounidense Sandton Capital. Se trata de la compañía que estuvo encargada del escrutinio de las últimas elecciones municipales y autonómicas.

La empresa, que estaba en preconcurso de acreedores desde diciembre, solicitó el lunes concurso de acreedores en los juzgados de Barcelona al no haber logrado un acuerdo con la banca, las instituciones públicas y sus proveedores para pagar deudas de al menos 75 millones, según ha informado La Vanguardia.

Este diario explica que los accionistas han tirado la toalla y han pedido al juez la liquidación, renunciando a la fase común del concurso, la prevista para intentar aprobar un convenio o plan de pagos.

Con la petición de liquidación, la compañía, fundada en 2001 por el emprendedor Andreu Riera y referente durante muchos años en el sector tecnológico barcelonés, busca preservar los activos: el conocimiento del sector, la tecnología y una plantilla altamente cualificada.

Por eso, asesorada por Cuatrecasas, la empresa ha acompañado la solicitud del concurso de acreedores de una oferta vinculante del fondo estadounidense Sandton Capital para hacerse con la tecnología de voto electrónico propiedad de Scytl. La oferta se centra en la adquisición de toda la tecnología de la empresa catalana y la asunción del 70% de la actual plantilla de la compañía, en torno a unos 90 puestos de trabajo en España y algunos más en las filiales extranjeras.

La decisión está en manos del juez del concurso, que ha caído en el juzgado mercantil 6 de Barcelona, que dirige Francisco Gil Monzón, quien deberá valorar si adjudica la unidad productiva de Scytl a Sandton o abre un proceso competitivo para ver si llegan mejores ofertas de otros potenciales inversores, una vez que el concurso sea declarado.

“La inversión de Sandton abre un nuevo abanico de oportunidades que posibilitará que nuestra tecnología continúe liderando el mercado del voto electrónico en el mundo”, dice Silvia Caparrós, Directora General de Scytl. “Sandton dotará al negocio del músculo financiero necesario para poder mantener nuestra inversión en I+D y expandirnos a segmentos del mercado del voto electrónico como son las elecciones en el sector privado”.

“El posicionamiento de liderazgo de Scytl en el mercado del voto electrónico, junto con su tecnología y equipo, han sido claves en nuestra decisión para invertir y conseguir proteger el valor intrínseco de este proyecto empresarial y más cuando la implantación del voto electrónico se acelerará rápidamente en todos los segmentos del mercado”, dice Ignacio Arambarri, responsable de Sandton para la Península Ibérica.

Scytl llegó a recaudar más de 120 millones de euros en varias ampliaciones de capital. La firma, que compitió con Indra en múltiples concursos, ha contado con el respaldo de importantes fondos internacionales como Balderton Capital y Vulcan Capital, impulsado por el cofundador de Microsoft Paul Allen, o del fondo catalán Nauta Capital.

La compañía, en la que Telefónica tiene el 1,5% del capital, entró en una dura crisis en 2016 a consecuencia del impago de varios proyectos de países emergentes, algo que obligó a la empresa catalana a hacer fuertes provisiones. Scytl, que llegó a valorarse en 2014 en más de 300 millones de euros, fue objeto de duras críticas el pasado año tras los problemas de recuento en las elecciones municipales en España del 26 de mayo y tras detectarse un fallo de seguridad en su sistema de voto electrónico.

Normas
Entra en El País para participar