Transporte

IAG se impone defender su liderazgo en Heathrow y recuperar en 2021 el 80% de la producción

Walsh eleva sus críticas a la gestión de la crisis por parte del Gobierno británico

Aviones de British Airways estacionados ante las restricciones a los vuelos.
Aviones de British Airways estacionados ante las restricciones a los vuelos.

La dirección de IAG está manteniendo contactos con distintos analistas, tras la presentación de resultados, en los que ha trasladado la esperanza de operar en 2021 el 80% de la producción que sus aerolíneas alcanzaron antes de la pandemia. Para el holding que dirige Willie Walsh resulta esencial mantener la posición de liderazgo en el aeropuerto londinense de Heathrow, pese a los recortes que se avecinan en British Airways. El primer ejecutivo de IAG es especialmente crítico con la gestión que Reino Unido está llevando a cabo para mitigar el impacto del Covid-19,

British tiene sobre la mesa un plan para rebajar algo más del 28%, o en 12.000 efectivos, su plantilla. Un tijeretazo al que IAG prevé sumar otro 20% de recorte en la irlandesa Aer Lingus. Tal y como viene insistiendo Walsh, la compañía extenderá los despidos a Iberia y Vueling, actualmente acogidas a ERTEs por fuerza mayor.

Antes de alcanzar cierta velocidad de crucero en 2021, y de recuperarse por completo en 2023, IAG prevé operar con la mitad de su capacidad en el tercer trimestre de este año. El consejero delegado ya advirtió al mercado que las flotas no se activarían como muy pronto hasta el mes de julio.

El grupo trata de sobrevivir a la crisis más dura que recuerda el sector aéreo con 10.000 millones de liquidez. Con las flotas en tierra y tras tomar distintas medidas de ahorro, el consumo de caja ha bajado a 200 millones semanales en un contexto de mínimos ingresos, desde los más de 400 millones previos en salida semanal de caja. Walsh y su equipo trabajan ahora para reducir aún más esos 200 millones.

El conglomerado de aerolíneas ha señalado a los analistas que no hay ampliación de capital a la vista. IAG también ha recordado que el capex previsto para este ejercicio ha bajado de 4.200 a 3.000 millones. De esta última cifra, la salida de caja se estima en 2.400 millones.

Pulso con el Gobierno británico

Walsh se ha dirigido por carta a la Comisión de Transportes del Parlamento británico, tras su comparecencia del lunes, reseñando que la decisión de poner en cuarentena a los viajeros que entren en el país retrasa seriamente los planes de recuperación de toda la industria, informa Bloomberg.

El CEO de IAG recuerda en la misiva el severo ajuste previsto en British Airways, aunque reclama una actuación urgente de la Administración para salvar el máximo de empleos. Pese a ello, asegura que no se frenará la reducción de empleo en British, mientras se baraja la posibilidad de dejar de operar desde el aeropuerto londinense de Gatwick.

Desde IAG se aboga por este tipo de medidas drásticas a la vista de que acogerse a programas de ayuda temporal solo daría unos días de oxígeno, pero no resolvería el problema de plantillas sobredimensionadas en un contexto de derrumbe de la demanda.

Walsh también ha respondido en su carta a la Comisión de Transportes que British Airways ha atendido el reembolso en efectivo de 921.000 billetes, quedando 47.400 reservas canceladas por gestionar aún. La principal aerolínea de IAG ha conseguido canjear otros 346.000 billetes por cupones de viaje, quedando otras 1.700 peticiones por atender.

Normas
Entra en El País para participar