Distribución

Illa contradice a Comercio y confirma que "las rebajas no están permitidas"

El ministro de Sanidad dice que "son un reclamo que puede facilitar las aglomeraciones"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha zanjado la controversia acerca de la supuesta prohibición de las rebajas en los establecimientos comerciales físicos, introducida en una disposición adicional del BOE que regula el funcionamiento de la actividad económica en la fase 1. "No están permitidas", ha aseverado de manera rotunda Illa al ser preguntado esta tarde por la cuestión, que ha levantado una importante polvareda entre la distribución.

"Hay que evitar las aglomeraciones, y en ese sentido, puesto que las rebajas son un reclamo, pueden suscitar esas aglomeraciones y por lo tanto están prohibidas", ha afirmado el ministro de Sanidad. El extracto publicado en el BOE indicaba que "los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. Esta restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web". Una redacción que provocó confusión en el sector comercial, al interpretar unos que lo que se prohibían eran los paneles indicando promociones de descuentos en las tiendas, y otros la prohibición total de las mismas.

Esta última es finalmente la acertada, según lo dicho hoy por Illa, que contradice la interpretación que durante el día se ha hecho desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. A petición de la patronal del comercio textil Acotex, la cartera que lidera Reyes Maroto interpretaba que lo que decía el BOE era una prohibición de las aglomeraciones, no la posibilidad de hacer rebajas, y que en todo caso estas están reguladas por la Ley de Ordenación del Comercio Minorista que no ha sido modificada.

Sin embargo, el decreto del estado de alarma le da al ministro de Sanidad capacidad para “dictar las órdenes, resoluciones, disposiciones e instrucciones interpretativas que (...) sean necesarios para garantizar la prestación de todos los servicios”, y además sin “tramitación de procedimiento administrativo alguno”, por lo que Illa es autoridad competente para establecer esta prohibición.

La orden salva de la misma “las ventas en rebaja”, entendida esta como el periodo clásico de enero y julio. Sin embargo, esto fue liberalizado en 2012, dejando la definición de las fechas a “cada comerciante”. Aquello fue en plena recesión y se hizo para dinamizar ventas. Sanidad sí salva son las ofertas por internet. Lo que sí salva son las ofertas por internet. En todo caso, lo dictado en la orden ministerial objeto de polémica se circunscribe a la fase 1 de desescalada, por lo que habrá que ver si continúa como tal en las que regulen las siguientes fases.

Todas las principales asociaciones, desde la propia Acotex a Anged, la patronal de las grandes superficies, han pedido en las últimas horas una aclaración oficial al Gobierno en este sentido. Las declaraciones de Illa confirman sus peores presagios, y desde el sector se considera un sinsentido en tanto las tiendas que han podido abrir ya tienen limitado su aforo al 30%.

A eso hay que añadir que la venta en oferta era un recurso indispensable para el sector para poder dar salida al stock que se ha dejado de vender en los últimos dos meses, y que básicamente es todo el producto dirigido a la temporada primavera-verano.

Normas
Entra en El País para participar