Telefónica y Prosegur llevan a su alta dirección al consejo de la filial conjunta de alarmas

Emilio Gayo, Chus Almazor y Christian Revoredo, entre los consejeros

La empresa, participada al 50%, tendrá una presidencia rotatoria

Telefónica y Prosegur llevan a su alta dirección al consejo de la filial conjunta de alarmas
EFE

Telefónica y Prosegur han configurado el consejo de administración de su filial conjunta, Prosegur Alarmas España, en la que entró la operadora a principios de este año, tras un acuerdo estratégico entre las dos compañías. Y ambos socios han elegido para esta sociedad representantes con un perfil muy alto en sus respectivas organizaciones, lo que prueba la relevancia del negocio y de la apuesta estratégica de las dos compañías.

Así, el presidente del consejo de administración de esta compañía es Christian Gut Revoredo, consejero delegado del propio grupo Prosegur. Por parte de la empresa de seguridad, los otros representantes en el consejo de administración son Jaime Ron Alpañer, director de Estrategia y uno de los hombres fuertes de la compañía, y Francisco Lanzuela.

Por parte de Telefónica se han incorporado al consejo de Prosegur Alarmas España sus dos principales espadas en el negocio español. Emilio Gayo, presidente de Telefónica España, y María Jesús Almazor, consejera delegada. El tercer representante de la teleco es Nicolás Oriol Enciso, secretario general y director de Regulación de la filial española. Precisamente, Oriol Enciso ha asumido también el puesto de secretario del consejo de Prosegur Alarmas España.

De esta forma, bajo los acuerdos establecidos, cada socio tendrá tres representantes en el consejo de administración de la compañía, con una presidencia rotatoria cada dos años.

Enrique García López, consejero delegado de la compañía, que opera bajo la marca comercial Movistar Prosegur Alarmas, tiene como cargo, en términos societarios, apoderado mancomunado solidario.

Operación

En términos generales, Prosegur y Telefónica completaron la operación de compraventa del 50% del negocio de alarmas de Prosegur en España a final de febrero, tras recibir la aprobación de las autoridades de la competencia de la Comisión Europea.

El importe abonado finalmente por la teleco ascendió a 305 millones de euros, en la que ha sido la mayor adquisición bajo la presidencia de José María Álvarez-Pallete en el mercado español. Telefónica explicó en aquel momento que efectuaría la totalidad del pago a través de la entrega de 49.545.262 acciones propias que tenía en autocartera. Este paquete de acciones rondaba el 0,95% del capital. Con este movimiento, Prosegur pasaba a convertirse en uno de los primeros accionistas de la operadora.

El primer servicio comercial de seguridad de Movistar Prosegur Alarmas fue anunciado pocos días después, con un precio de 45 euros al mes, sin cuota de alta ni permanencia. El nuevo servicio incluía alarma conectada a central receptora, sistema de vídeo vigilancia y conexión con la aplicación móvil Movistar Prosegur Alarmas. La compañía señaló que el precio estaba por debajo de la media del mercado de alarmas, en el que se han comercializado en los últimos años servicios similares en un rango entre 150 y 200 euros por la cuota de alta. La empresa, igualmente, destacó que salir con 0 euros de alta es una innovación en este mercado, en el que también se pide al cliente un mínimo de 12 meses de permanencia

En términos internos, ambos socios han seguido trabajando en la configuración de su filial, de tal forma que la integración de sistemas ya se ha cerrado.

Para Telefónica, el negocio de alarmas tiene amplia relevancia porque consolida su oferta de servicios digitales para el hogar.

En su proyecto de expansión, ambos socios buscan contar con la fuerza comercial de Telefónica para reforzar el ratio de penetración de este tipo de servicios, que es más bajo que en otros países occidentales.

Normas
Entra en El País para participar