El Ibex pierde los 6.700 puntos lastrado por IAG y la banca

Los mercados europeos retoman las caídas ante el temor a un rebrote del virus

Ibex 35
Un panel muestra la evolución del Ibex 35 en el Palacio de la Bolsa en Madrid. EFE

Los operadores de renta variable están pendientes de las novedades sobre la pandemia global de coronavirus para guiar sus movimientos. Es por eso que las Bolsas europeas comenzaron hoy la sesión con ganancias ante la contención de los casos en la mayor parte de los países y, sobre todo, ante la desescalada en muchos de ellos. Francia y parte de España emergen hoy del confinamiento, mientras en EE UU Donald Trump insiste en levantar las restricciones pese a que el brote está aún expandiéndose y Reino Unido presenta hoy sus planes. Pero los datos macro siguen llegando y siguen siendo devastadores. Tras conocerse que la producción industrial de Italia se desplomó un 28,4% en marzo respecto al mes anterior, los índices europeos han borrado las ganancias de primera hora y han girado a la baja. Además, vuelven a colarse los temores sobre posibles rebrotes de la enfermedad, a tenor de los últimos datos en Alemania y Corea del Sur.

Así, el Ibex 35, que llegó a subir un 1% y a superar los 6.800 puntos en los primeros minutos de cotización, ha cerrado con una caída del 1,63%, que le sitúa de nuevo por debajo de los 6.700 puntos. El resto de plazas europeas registran pérdidas similares, del 1,4% en el Cac y del 1% en el Dax.

Asia ha registrado ganancias del 1,5% para el Nikkei japonés y del 2% para el Hang Seng, arrastradas por el buen cierre del viernes en Wall Street. Pero hoy la Bolsa de Nueva York ha iniciado la sesión con descensos del 1%, que se han moderado al cierre de los mercados europeos. De hecho, el Nasdaq cotizaba con signo positivo.

Dentro del Ibex, ArcelorMittal ha liderodo los descensos con caídas del 15,9%. Le han seguido Sabadell e IAG, con bajadas del 6,7% y el 6,1%, respectivamente. El sector de las aerolíneas se ha visto hoy golpeado por la cuarentena impuesta en Reino Unido a los viajeros por avión y las caídas llegan también al sector turístico en general: Amadeus ha cedido un 3,76% y Meliá, un 2,5%. La banca, que amaneció con fuertes subidas, se ha teñido de rojo. Bankia ha caído un 4,2%, BBVA, un 2,9%, y Santander, que llegó a liderar los ascensos esta mañana, ha baja un 2,8%. Bankinter ha cerrado la jornada con una caída del 0,8% mientras que CaixaBank ha logrado cerrar en positivo (+0,3%).

En Estados Unidos, los futuros sobre los tipos de interés de referencia (los Fed Funds) están en negativo. Este miércoles habla Jerome Powell.

"Las acusaciones y amenazas de Estados Unidos hacia China han rebajado el tono, pero las tensiones siguen estando muy presentes. De hecho, los inversores temen que las fricciones entre ambos bloques puedan volver a repuntar en próximas sesiones si, tal y como sostiene el diario New York Times, el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional estadounidenses están preparando un documento en el que se alerta de que de ciberespías chinos están tratando de robar información sobre el desarrollo de vacunas y tratamientos contra el Covid-19", señala Aitor Méndez, analista de IG.

Por su parte, el BCE defiende a capa y espada su independencia y su capacidad para mitigar el impacto financiero de la recesión con operaciones en el mercado. Los inversores prevén que en algún momento Lagarde amplíe (o anuncie la reinversión de los intereses) del programa de compras de deuda, una vez superado el capítulo del Constitucional alemán.

En el mercado de deuda, el tipo de las letras en EE UU ronda el 0% y el de la deuda a 10 años está en el 0,679% esta mañana. En España las palabras del BCE no han sido suficientes y el bono ha subido ligeramente mientras que la prima se ha mantenido plana. La deuda italiana también ha vuelto a subir, situándose el bono a 10 años en el 1,875% y el riesgo país en 239 puntos básicos.

En el mercado de divisas apenas se registran cambios. El euro pierde algo de terreno y se cambia a 1,081 dólares, mientras el yen cede un 0,3% ante el dólar, en línea con la menor presión bajista sobre el mercado. El petróleo, que llegó a remontar después de que Arabia Saudí haya comunicado que reduce la producción de forma voluntaria a partir de junio, cede un 3,4%.

Normas
Entra en El País para participar