Las ventas de coches en China vuelven a crecer tras 21 meses de caídas

La Asociación de Fabricantes de Automóviles de China sigue previendo una fuerte bajada en el global del año

Planta de Honda en Wuhan (China).
Planta de Honda en Wuhan (China). Reuters

Las ventas de automóviles en China han puesto en abril fin a 21 meses consecutivos de bajadas con un aumento del 4,4% interanual, impulsadas por la recuperación tras la crisis del coronavirus, aunque el sector sigue previendo una fuerte bajada en el global del año.

Según datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China (CAAM, por sus siglas en inglés), la producción de automóviles se elevó un 2,3 % en abril en comparación con el mismo mes del año anterior.

No obstante, el dato que refleja la recuperación de la actividad económica en China -paralizada casi totalmente desde finales de enero por la pandemia- es el aumento de la fabricación en abril del 46,6% respecto, hasta 2,1 millones de unidades, y del 43,5% en las ventas, hasta 2,07 millones de unidades.

Eso sí, en los datos de lo que va de año sigue pesando mucho más el parón por el coronavirus que esta recuperación: entre enero y abril la fabricación se contrajo un 33,4% y las ventas, un 31,1%.

Por tanto, la CAAM advierte de un posible exceso de optimismo en el sector, del que destaca un "entusiasmo productor" debido a las políticas gubernamentales de apoyo.

Y es que, aunque el Covid-19 parezca controlada a nivel local, la patronal recuerda que en el plano internacional sigue presentando una "gran incertidumbre", lo que afectará a las exportaciones y también a la llegada a las fábricas chinas de piezas manufacturadas en otros países.

"El sector debería centrarse en los cambios en la situación de prevención y control de la pandemia en el extranjero y prepararse con antelación para reducir su impacto negativo en la industria automotriz nacional", subraya la organización.

Sea como sea, la CAAM prevé una fuerte caída de las ventas de automóviles en China en 2020, y plantea dos escenarios: en el optimista, que cuenta con que se controle la pandemia a nivel global en el segundo trimestre, se contraerían un 15% interanual.

En el pesimista, en el que no se controlaría la enfermedad a nivel internacional durante el actual trimestre y, por tanto, seguiría afectando a la industria en el tercer cuarto, las ventas de automóviles en el mercado chino caerían un 25% interanual en el global del año. Esto supondría el tercer año consecutivo de caídas en el mercado automovilístico más grande del mundo.

Antes del comienzo de la pandemia, la CAAM no esperaba para este año una recuperación de las matriculaciones aunque sí una reducción de las caídas al situar sus previsiones en un descenso del 2% interanual.

Normas
Entra en El País para participar