Banco

Santander recomienda a la plantilla que teletrabaja la "desconexión digital"

Pérez Renovales, responsable de recursos humanos del banco en España, facilita las pautas a seguir para la vuelta al trabajo presencial del 7% de la plantilla de los servicios centrales

Banco Santander comienza su desescalada, con la reapertura de 189 oficinas en toda España, con lo que ya tendría abierta el 60% de la red. También se reincorpora presencialmente el 7% del personal de los servicios centrales en España.

La transición a la “nueva normalidad”, como lo ha definido Jaime Pérez Renovales, secretario general y recursos humanos de Banco Santander España, sigue teniendo como “prioridad la salud” de la plantilla, según ha explicado este ejecutivo en un mensaje remitido a los empleados.

Para evitar un nuevo brote, el banco quiere extremar los controles, señala Pérez Renovales. Para ello, la entidad ha remitido a la plantilla un cuestionario de salud, que los empleados deben mantener actualizado.

Como en gran parte de las empresas, Santander seguirá combinando el trabajo presencial y remoto (que se prolongará hasta septiembre), y para mantener esta doble funcionalidad, el ejecutivo facilita una serie de pautas.

 El teletrabajo seguirá siendo la norma

Pérez Renovales avisa a la plantilla de que la “prudencia y las instrucciones de las autoridades recomiendan que la mayor parte de nosotros sigamos teletrabajando durante las próximas semanas o incluso meses”.

En los próximos días, tras esta vuelta a una normalidad anómala, el banco facilitará el acceso a material de oficina en las respectivas casas de los empleados, como sillas y pantallas.

Además, el directivo, y como han pedido tanto CC OO, como UGT, el banco considera “fundamental respetar los tiempos de descanso que ayuden a la conciliación, no convocar reuniones fuera del horario de la jornada laboral a menos que sean imprescindibles y garantizar el derecho a la desconexión digital”.

Reincorporación a los centros de trabajo

La reincorporación a los edificios corporativos se hará progresivamente con arreglo a los siguientes criterios:

§ La situación médica, personal y familiar de cada persona.

§ La criticidad de la función y la posibilidad de seguir teletrabajando sin que la productividad se vea afectada.

§ Las condiciones en vuestra casa para el teletrabajo.

§ Y el espacio disponible en las instalaciones del Banco para garantizar el distanciamiento social.

Para designar a los empleados que volverán este lunes a trabajar presencialmente el banco pidió hace unos días a los directores de división que identificasen “aquellos profesionales que por el carácter crítico o las características de su función deben incorporarse lo antes posible”. Esta información se ha cruzado con la obtenida de cada empleado en las encuestas, lo que ha arrojado como resultado que en esta primera fase se incorpore aproximadamente 7% del total de profesionales de los servicios centrales del grupo en España.

La primera oleada de incorporaciones se hará de forma gradual durante aproximadamente dos semanas a partir de este lunes 11 de mayo. En esta fase se fomentará la flexibilidad, combinando presencia en oficinas con teletrabajo, explica el directivo a la plantilla.

Los empleados que estén en la primera fase de incorporaciones recibirán en estos días un email y una llamada de su gestor de recursos humanos con las instrucciones a seguir. De lo contrario, el empleados seguirá trabajando desde su casa.

El ejecutivo explica que la decisión de incorporar nuevos grupos de personas a las oficinas dependerá de la evolución de la situación, “las instrucciones de las autoridades y las circunstancias personales de todos y cada uno” de los empleados.

A todos los empleados de los servicios centrales que se incorporen en los próximos días el banco les facilitará una guía con las pautas a seguir para proteger su salud.

Pérez Renovales cierra el email destinado a la plantilla con un afectivo mensaje. “Tendréis la ilusión de palpar ya la vuelta a vuestra vida anterior y disfrutar de cosas que antes parecían mera rutina. Las dificultades con las que tendremos que convivir en los próximos meses serán grandes, quizás de otra naturaleza, pero igualmente duras para muchas personas. Pero las afrontaremos con las enormes lecciones de humanidad aprendidas en estas semanas”.

Normas
Entra en El País para participar