Infraestructuras

Florentino Pérez: "La actividad de ACS se está manteniendo relativamente estable"

El grupo aprueba un dividendo flexible valorado en 1,45 euros por acción, con lo que totalizará el pago de 1,99 euros

A la izquierda, grupo de consejeros de ACS, durante la junta telemática celebrada por el grupo de infraestructuras. En la ventana de la derecha, el presidente Florentino Pérez.
A la izquierda, grupo de consejeros de ACS, durante la junta telemática celebrada por el grupo de infraestructuras. En la ventana de la derecha, el presidente Florentino Pérez.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha resaltado esta mañana ante la junta de accionistas que la labor diaria de la compañía en todo el planeta, así como las ventas y la cartera de contratos, se están manteniendo “relativamente estables” a pesar de la crisis sanitaria.

ACS cerró 2019 con unos ingresos de 39.049 millones, tras lo que el primer ejecutivo dice carecer aún de visibilidad para trasladar una previsión de impacto de la pandemia en sus negocios. Florentino Pérez ha incidido en que “la mayoría de los proyectos en los que participamos siguen ejecutándose y las perspectivas más conservadoras pronostican un ligero retraso de la actividad durante unos meses”.

Durante su intervención ante la junta, el presidente de ACS ha resaltado la capacidad del grupo  “para superar el desafío presente”. Así, ha aludido a la capacidad financiera, con 12.000 millones en tesorería y líneas de crédito frente a una deuda neta de 40 millones; apoya su futuro en una cartera de contratos con 78.000 millones en obras en todo el mundo; ha destacado la diversificación de negocio y mercados, así como una estructura “flexible, eficiente y coordinada”. ACS ha identificado oportunidades en EE UU, Canadá, Europa y Australia, que se adaptan al perfil del grupo, por 230.000 millones de euros.

ACS ha entrado en las crisis con 12.000 millones en tesorería y líneas de crédito, frente a una deuda neta de 40 millones, y apoya su futuro en una cartera de contratos de 78.000 millones

El otro gran soporte de actividad al que se ha referido Florentino Pérez es el de la sostenibilidad, donde ACS está haciendo hincapié en la inversión en renovables. La filial Cobra cuenta con una cartera de 2.700 MW en parques renovable por construir y más de 6.000 MW en promoción, “cifras que nos sitúan como uno de los agentes más dinámicos del sector”.

Tanto en la intervención de Florentino Pérez como en el posterior discurso del CEO Marcelino Fernández Verdes, se ha mostrado confianza en la recuperación de las principales economías del mundo desde la base de la inversión en infraestructuras. “El próximo futuro seguirá necesitando reformas basadas en proyectos de carreteras, ferrocarril, aeropuertos, puentes, canales y presas, hospitales, centros educativos, instalaciones cada vez más eficientes y oficinas y viviendas”, ha señalado Pérez aludiendo al anuncio de grandes planes extraordinarios de inversión pública, como el de Estados Unidos.

Dividendo total de 1,99 euros por título

Tal y como estaba previsto, ACS ha salvado el dividendo con cargo a los resultados de 2019. Bajo la fórmula de scrip dividend, la empresa distribuirá un máximo de 630 millones de euros tras un ejercicio lastrado por duras provisiones motivadas por la salida de la australiana Cimic de Oriente Medio, donde operaba a través de una participación del 45% en BICC. El impacto, de 420 millones en la española, fue amortiguado con la venta de plantas solares en España, entre otras iniciativas, para cerrar con un beneficio de 962 millones, un 5% más que en 2018. Con ese resultado sobre la mesa, el compromiso de ACS fue mantener el 65% de pay out.

ACS ha identificado oportunidades en EE UU, Canadá, Europa y Australia, que se adaptan al perfil del grupo, por 230.000 millones de euros

El dividendo de ACS aprobado esta mañana, de 1,45 euros por título o de una acción nueva por cada 25 antiguas, se complementa con un plan de autocartera para su amortización y se suma al dividendo a cuenta de 0,449 euros por título, o de una acción nueva por cada 678 antiguas, entregado el pasado mes de febrero. El dividendo total, una vez concluido el ejercicio 2019, es de 1,99 euros por acción.

La compañía ha celebrado su junta de accionistas de forma telemática después de que lo hayan hecho su filial germana Hochtief y su participada Abertis. En ambos casos, ACS se aseguró importantes dividendos pese a la crisis que afecta al negocio de las infraestructuras.

Hochtief distribuirá el 100% del dividendo previsto, de 5,88 euros por título (205 millones de euros para ACS), al tiempo que Abertis ha repartido la mitad de la remuneración con cargo a 2019 y se reserva la otra mitad para noviembre en función de cómo evolucione la pandemia y la afectación al tráfico en las autopistas. La concesionaria catalana ha aprobado el pago de 437 millones, cifra de la que ACS y Hochtief se reparten la mitad, siendo el otro 50% para la italiana Atlantia.

Respecto a la participada Abertis, se ha reiterado esta mañana que explora nuevas oportunidades de inversión tras hacerse con el control de la mexicana RCO, operación que se hará firme la próxima semana.

También están en posición de crecimiento las filiales de desarrollo y gestión de infraestructuras Iridium, Hochtief PPP y Pacific Partnership. Sobre estas últimas, el CEO, Marcelino Fernández Verdes, ha señalado la cartera de 94 activos en concesión (el 74% en explotación ) con 57.000 millones de inversión gestionada y una aportación directa de ACS de 1.200 millones, de la que se han desembolsado dos tercios.

Ya en Servicios Industriales, Cobra cuenta con 180 proyectos desarrollados, gestionando una inversión de 14.500 millones de los que ACS ha aportado más de 1.000 millones en capital propio.

Normas
Entra en El País para participar