Tirón del 'online'

Samsung estima que la venta de televisores en España caerá un tercio este año por el coronavirus

En las primeras semanas de la crisis hubo caídas de un 50% frente al mismo periodo de 2019, pero asegura que ya se ha vuelto a niveles similares

Televisores QLED de Samsung
Televisores QLED de Samsung

El negocio de los televisores no ha logrado escapar de la crisis provocada por el coronavirus. Y eso que los españoles, como el resto de ciudadanos del mundo, ha consumido mucha televisión desde que se desencadenó la crisis sanitaria, al estar obligados a estar confinados en sus casas. Samsung, el mayor fabricante de este tipo de dispositivos en el mundo, ha avanzado hoy que la venta de televisores en España se reducirá previsiblemente un tercio este año sobre lo que habían estimado previamente.

En una rueda de prensa virtual, Nacho Monge, TV & Marketing Manager de Samsung Electronics, ha asegurado que durante las primeras semanas de la crisis por el Covid-19 la caída en las ventas de televisores ha sido de en torno a un 50% frente al mismo periodo de 2019. "Fueron semanas muy duras", ha añadido, aunque ha lanzado una reflexión positiva al advertir que en las últimas semanas el mercado se ha puesto ya casi en los volumenes del pasado año, apenas con una caída del 5%, "lo que indica que es un mercado que se recupera rápido".

La compañía, que ha advertido sobre el impacto en este sector del cierre de fábricas en China, no ha dado datos sobre qué cuota de mercado tiene en este mercado en España, pero sí ha apuntado que durante las semanas de la crisis han sacado 10 puntos al siguiente competidor.

Otro impacto provocado por el Covid-19 sobre el sector tiene que ver con los canales de venta. "Durante la crisis, el 80% de los televisores se han vendido a través del canal online frente al 20% en tienda. Justo lo contrario a como es habitualmente".

Monge también ha destacado cómo en esta época de confinamiento el uso de las plataformas de contenidos en las teles conectadas se ha disparado. En este sentido, el directivo ha destacado que  la plataforma Samsung Smart TV ha incrementado su uso en un 50% y ya son "la segunda plataforma de contenidos digitales, solo por detrás de Movistar". También han alcanzado los casi seis millones de televisores conectados en España, según los datos facilitados por la propia compañía.

Samsung ha desvelado estos datos coincidiendo con el lanzamiento en España de su televisor más avanzado, el Q950TS QLED 8K, con tecnología de imagen 8K nativa, un formato ultradelgado (solo tiene 15 milímetros de grosor), un porcentaje de pantalla del 99% y un sonido mucho más enriquecido.

La compañía ha explicado que el procesador con inteligencia artificial que incorpora el dispositivo permite que cualquier contenido consiga una resolución 8K "de forma realista", independientemente de su calidad original. Igualmente incorpora una nueva funcionalidad que permite una optimización de la imagen según las condiciones del entorno, con independencia de las condiciones lumínicas.

Los responsables de Samsung han asegurado que la resolución 8K, que aún no ha logrado el impulso deseado por los fabricantes de televisores, sigue ganando peso en la industria y que, por eso, cada vez más productoras apuestas por producir contenido en esta resolución. 

El nuevo televisor de la compañía surcoreana, que se dio a conocer en el último CES de Las Vegas, llega al mercado español en tres tamaños. Su precio no es barato. El modelo de 65 pulgadas estará disponible a partir del 11 de marzo, y costará 5.499 euros, y los de 75 y 85 pulgadas llegarán a partir del 22 de mayo por 7.499 y 11.999 euros, respectivamente.

Según el ejecutivo de Samsung, la venta de televisores 8K crece un 200% en lo que va de año, aunque no han detallado sobre qué base. Otra tendencia, han advertido, es el tirón de la gran pulgada, pues la venta de modelo de 80 o más pulgadas se ha duplicado desde enero.

Normas
Entra en El País para participar