El Ejecutivo destinará más de 75 millones de euros al sector cultural

Dota con 20 millones de euros a la Sociedad CREA para dar liquidez a las pequeñas empresas

El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo.
El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo. GETTY

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un paquete de medidas específicas para el sector cultural, con el fin de mitigar los efectos del coronavirus Covid-19 en una industria golpeada por el confinamiento, la reducción de la movilidad y el cese de la actividad no imprescindible. El paquete moviliza 76,4 millones de euros para financiar a las empresas del sector y dar liquidez a las pymes de esta industria. El decreto también incluye medidas fiscales, así como cambios en los requisitos necesarios para acogerse a las ayudas tradicionales. Además, se mejoran los incentivos al mecenazgo y a la producción audiovisual. "Es un decreto muy pensado y justificado, con todas las dimensiones necesarias para proteger a un sector fundamental del país", ha explicado el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.

Del total de las cifras movilizadas, se destinarán 38,2 millones de euros al sector de las artes escénicas (danza, teatro, circo y música). Más de 13 millones de euros irán para apoyar la exhibición cinematográfica en las salas de cine. Y unos cinco millones irán para las librerías y las bellas artes.

El contenido se recoge en varios grandes bloques. En cuanto a la liquidez, se dota con 20 millones al organismo CREA (Sociedad de Garantía Recíproca) para avalar con hasta 780 millones de euros a todos y cada uno de los sectores culturales. Así, cada uno de los ámbitos de esta industria (libro, bellas artes, artes escénicas, música, cinematografía y audiovisual) accederá a un mínimo de 40 millones de euros, pudiendo obtener liquidez inmediata y específica. Esta medida está pensada principalmente, señala Rodríguez Uribes, para las pymes del sector. El acceso a la liquidez es, en opinión del ministro, uno de los puntos en los que más estaban fallando las ayudas a la cultura, "por las propias peculiaridades de este sector".

El real decreto habilita asimismo un acceso extraordinario a la prestación por desempleo para los trabajadores de la cultura, que por su intermitencia no habían quedado amparados por los mecanismos de cobertura establecidos hasta la fecha, como los ERTE. De este modo, por ejemplo, los artistas podrán acceder de manera extraordinaria a la prestación de desempleo por un periodo de hasta 180 días, según el periodo de ocupación cotizada en el año anterior, reconociendo así la intermitencia laboral y la especial vulnerabilidad de los trabajadores del sector cultural, que normalmente se mueven en la volatilidad e incertidumbre. Esta medida afecta al 45% de los contratos de trabajo del sector artístico, que son por obra o servicio, es decir, de carácter intermitente.

En materia de subvenciones y ayudas públicas, el Ejecutivo posibilita el abono de los gastos subvencionables realizados cuando los proyectos o actividades culturales no hayan podido llevarse a cabo, ya sea total o parcialmente, a causa de la pandemia. A su vez, los profesionales del sector artístico van a poder percibir anticipos e indemnizaciones en caso de aplazamiento o cancelación de las actuaciones contratadas con el sector público, siempre que los contratos no excedan de los 50.000 euros.

Entre otros puntos, se incrementan los incentivos fiscales a la producción cinematográfica y audiovisual de series de ficción, animación o documental, así como a los rodajes extranjeros. Los productores podrán deducirse el 30% del primer millón de euros de la base de deducción y el 25% del importe restante.

Para estimular la participación privada en la cultura, se incrementa en 5 puntos porcentuales los incentivos fiscales al mecenazgo. Así se podrá deducir el 80% de los primeros 150 euros invertidos en un proyecto, y el 35% de la cantidad restante. Este último porcentaje de deducción se eleva al 40% si en los dos ejercicios inmediatamente anteriores se hubieran efectuado donaciones por el mismo importe o superior a favor de la misma entidad.

El objetivo esta batería de medidas es atender a las peculiaridades de los diferentes campos de la cultura. El Gobierno, a través del ministro de Cultura y la ministra de Hacienda y portavoz, María Jose Montero, mantuvo una reunión telemática el pasado 17 de abril con los diferentes sectores del mundo de la cultura, en la que se comprometieron a diseñar un primer paquete de medidas urgentes de apoyo.

Los cines, por ejemplo, cifran en 43,5 millones de euros mensuales las pérdidas que se ocasionarán durante la fase dos del plan de desescalada, en la que podrán abrir con un tercio del aforo, que se suman a los más de 100 millones de euros de pérdidas desde que el Gobierno decretó el estado de alarma. Los mismos porcentajes de pérdidas se cifran en el teatro. La Federación de Gremios de Editores de España, por su parte, prevé que la facturación para 2020 pueda caer entre los 1.000 y los 1.200 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar