Crónica de la Bolsa

Las caídas en Wall Street rozan el 3% ante los malos resultados empresariales

Los parqués europeos cerraron hoy salvo Londres, que cayó el 2,34%

Imagen de la Bolsa de Fráncfort.
Imagen de la Bolsa de Fráncfort. REUTERS

Con los mercados europeos cerrados, la Bolsa de Wall Street arrancó la sesión con caídas que se van ampliando hacia la media sesión con un descenso cercano al 3% para el S&P . Los índices estadounidenses se ven castigados por una mala ronda de resultados empresariales. Éstos han castigado uno de los, hasta ahora, refugios de los inversores, las grandes tecnológicas. Amazon y Apple cumplieron en el primer trimestre, pero las perspectivas son negras. Los mercados europeos, Bolsas y renta fija, permanecen cerrados por festivo con la excepción de Londres.

Además, Donald Trump ha amenazado a China con aranceles y ha dicho que el coronavirus se creó en un laboratorio chino en Wuhan: "Podrían haberlo parado, ellos son una nación muy brillante, científicamente y en otras cosas. Se escapó, digamos eso, y ellos podrían habérselo guardado, podrían haberlo parado, pero no lo hicieron", dijo, retomando la retórica de las peores etapas de la guerra comercial. Así, las pérdidas han sido notables en el conjunto de los mercados que abrieron hoy, desde el 2,8% de Japón pasando por el 2,24% de Londres y la apertura, también en torno al 2%, de Wal Street.

Además de Amazon, que podría entrar en pérdidas operativas en el segundo trimestre y abre con caída del 5%, y en menor medida de Apple, que ha retirado su previsión de beneficios por primea vez en una década y ha registrado caídas en las ventas de iPhones, otro sector que ha capitaneado los máximos de Wall Street cotiza deprimido. Exxon Mobil registrado, por primera vez en más de 30 años, pérdidas trimestrales ante el apabullante exceso de oferta y el hundimiento de la demanda de petróleo y combustibles. Y lo peor está por llegar, dado que el trimestre se cerró antes de que el West Texas registrara precios negativos. Chevron ha avisado que los efectos de la caída de los precios del crudo por la pandemia del COVID-19 podría "deprimir" sus resultados futuros.

Aunque los valores petroleros son los peores del día, la caída de Wall Street se extiende a todos los sectores, puesto que las cifras publicadas son solamente la señal del devastador efecto en las economías de los confinamientos decretados para contener la plaga. Son, también, la excusa perfecta para que los inversores amarren las ganancias que hayan podido obtener en el mes de abril, el mejor para el Dow Jones desde 1987 y el mejor para las Bolsas mundiales desde 2011.

Se han visto impulsados por la contención de los contagios de coronavirus, los planes de desescalada de las restricciones en las grandes economías occidentales y los planes de estímulo fiscal y monetario. Pero las cifras económicas y empresariales sirven de recordatorio del duro camino que queda por delante, incluso asumiendo que la relativa mejora de la situación sanitaria no sufrirá pasos atrás. En este sentido, el comisionado de la FDA, autoridad farmacéutica de Estados Unidos, Stephen Hahn, dijo que la agencia se está moviendo a la "velocidad del rayo" para revisar los datos sobre el tratamiento experimental Covid-19 de Gilead Sciences remdesivir. Un tratamiento podría paliar el impacto económico de la pandemia, como apunta el BCE en sus previsiones económicas publicadas hoy.

Por su parte, el petróleo sigue caminos divergentes. El barril de Brent para la entrega de julio avanza cae el 0,6%. El crudo West Texas  recupera en cambioo posiciones y ha llegado a tocar los 20 dólares el barril. Sube un 3% tras haberse disparado un 7%. Ayer registró una subida del 25%, aupado por las noticias de que algunas grandes empresas del sector reducirán su producción y las expectativas de que haya un repunte en la demanda, azotada por el coronavirus. Los precios del petróleo sufren importantes bandazos en su cotización después de que las recientes caídas que llevaron al Texas a cotizar en negativo por primera vez en su historia.

En el merado de divisas, el euro sube frente al dólar hasta rondar los 1,10 dólares por euro, a pesar de que normalmente las sesiones bajistas par ala Bolsa benefician a la divisa estadounidense, en su papel de valor refugio. Carácter que sí ejercen, aunque con timidez, el yen, que sube el 0,1%, y el bono de EE UU, que recorta su interés un punto básico. 

Normas
Entra en El País para participar