Covid-19

España se queda a la cola de Europa en avales a grandes empresas

Alemania y Francia blindan 19.000 y 14.000 millones cada una , mientras España solo ha reservado a grandes firmas la mitad del primer tramo de garantías

España se queda a la cola de Europa en avales a grandes empresas pulsa en la foto

Los blindajes públicos al crédito se atascan en España. Mientras que grandes empresas europeas como Lufthansa, Adidas, Renault o Air France ultiman macrocréditos con la banca que cuentan con el respaldo de sus Gobiernos, en España tan solo ha trascendido que Iberia y Tendam negocian con el ICO una financiación análoga. Según los datos de Bloomberg, Alemania y Francia o han concedido ya o están a punto de conceder avales públicos a sus grandes corporaciones por 19.000 millones y 14.300 millones, respectivamente. En España la cifra apenas sobrepasa los 1.000 millones.

Una de las primeras decisiones del Gobierno de Pedro Sánchez para tratar de contener la debacle económica por el coronavirus fue activar una línea de avales, por 100.000 millones, con la que el ICO incentive que los bancos concedan financiación a las empresas. La letra pequeña establecía blindajes de un 70% los préstamos a grandes empresas, por un 60% a las refinanciaciones y un 80% a pymes y autónomos. Así como que el organismo presidido por José Carlos García Quevedo solo revisaría los créditos de más de 50 millones –el resto se concederían de manera automática– y las entidades podrían acceder a estos avales según su cuota de mercado.

El Ejecutivo activó en un principio una primera línea de avales, por 20.000 millones, que se distribuiría a partes iguales entre créditos a grandes empresas y a autónomos y pymes. Semanas después puso en marcha un segundo tramo, de una cantidad análoga, pero que se dirigía en exclusiva a pequeñas empresas. Estaba previsto que estos tramos se activasen automáticamente según se agotaban, pero parece que esto no ha sido así. La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, afirmó en una rueda de prensa que planean cambios en las condiciones de acuerdo a los datos recopilados hasta ahora por el Banco de España.

Las hostilidades entre los bancos y el Gobierno saltaron de nivel esta semana. Sánchez avisó a la banca por ligar la concesión de estos préstamos a la contratación de otros productos financieros, como seguros, y pidió al sector "que trabaje porque lleguen cuanto antes esas líneas de garantías y la liquidez a aquellos para quienes fueron concebidas, que fueron trabajadores autónomos y también pymes". Los primeros espadas de las entidades españolas, que comparecieron esta semana en la presentación de resultados trimestrales, reclamaron que se ampliaran estas líneas y varios de ellos afirmaron que ya habían agotado los tramos concedidos por el ICO.

Los bancos, por su parte, han ido garantizando que las grandes empresas españolas cuentan con la liquidez necesaria para afrontar la crisis a través de líneas de financiación bilaterales, que las empresas pueden utilizar o no según les convenga. Tal y como ha publicado CincoDías, Inditex, Iberdrola, Naturgy, Repsol, Abertis, Ferrovial, Renfe, Aena y Acciona, entre otras grandes compañías, han recurrido a esta financiación por entre 1.000 y 2.000 millones.

Pero estos paquetes de liquidez quedan fuera, en principio, de los préstamos ICO. En esta área solo es público que dos empresas españolas ultiman créditos con este organismo. IAG comunicó ayer mismo que ha obtenido 1.100 millones de la banca para Iberia y Vueling, supeditados a que finalmente el ICO otorgue su aval. Tendam, dueño de Cortefiel, como publicó este diario esta semana ultima un préstamo de 130 millones en el que el ICO será avalista y prestará unos 25 millones. Fluidra ha obtenido 150 millones con garantía pública. El tejido productivo español, donde las pymes representan un porcentaje mucho mayor que en el resto de Europa, es una de las razones del retraso de España. En el caso de Europcar España ha sido más rápida que Francia Ya está cerrada la financiación a la filial española de la compañía francesa de alquiler de coches Europcar, que ha obtenido 67 millones, de los que el ICO garantiza el 70%. Espera el sí del Gobierno galo para recabar más de 200 millones.

Francia saca varios enteros a España. El pasado viernes anunció un balón de oxígeno a Air France-KLM de 7.000 millones, de los cuales 4.000 millones son préstamos garantizados y 3.000 millones un crédito directo. Está pendiente de determinar el apoyo del Gobierno holandés, De acuerdo con los datos de Bloomberg, estos blindajes estatales se han extendido a otras empresas galas de referencia que negocian o han obtenido millonarios avales, como Renault y Fnac (unos 5.000 millones cada uno).

La palma se la lleva Alemania. Merkel activó el más ambicioso programa de Europa, con más de 500.000 millones que garantizan hasta el 90% de un préstamo, por los más de 300.000 franceses e italianos y los 100.000 millones españoles. Negocia un crédito con blindaje público a Lufthansa de 3.500 millones que se suma a un plan de rescate de 10.000 millones, al que también se sumarán Suiza y Austria. Además, también ha apoyado a firmas como Adidas, Condor o Tui.

Capital riesgo, dividendos y paraísos fiscales

Los Gobiernos europeos están empezando a establecer ciertas limitaciones a la concesión de ayudas públicas a empresas privadas. Dinamarca, Francia o Polonia han vetado de subsidios y avales públicos a las empresas que repartan dividendos, mantengan intactos los bonus pagados a sus directivos o tengan su sede en un paraíso fiscal. Paralelamente, en Alemania el KfW, el equivalente al ICO español, se plantea establecer dos condiciones a los créditos con aval públicos concedidos a empresas en manos de fondos de capital riesgo. La primera es que la nueva deuda tenga más prioridad en un impago a la que tenía previamente la compañía. La segunda es que cancele el pago de dividendos a sus accionistas. Se trata de un modo de evitar que estos préstamos sirvan para cebar una de las operativas tradicionales de estos fondos. Se trata de endeudar las compañías adquiridas, a las que les cuelgan la deuda para financiar su propia adquisición, para después embolsarse con ese dinero dividendos.

Normas
Entra en El País para participar