Claves para financiar el pago de la declaración de la renta

La banca y la Agencia Tributaria permiten a los contribuyentes fraccionar en hasta 12 meses el compromiso con el fisco

Declaracion renta 2020

Casi un mes después del inicio de la campaña de la renta son muchos los contribuyentes que ya han recibido las devoluciones que les correspondían, pero otros tantos se enfrentan a pagar una cifra que este año, con la crisis económica que está provocando el Covid-19, parece más elevada que nunca. Aquellos cuya declaración resultó positiva, es decir, a pagar, y optaron por abonarla mediante domiciliación bancaria pueden pagar el importe total o fraccionarlo en dos cuotas, del 60% y el 40%, sin intereses. En ambos casos, la primera fecha a tener en cuenta es el 30 de junio, mientras que si fraccionaron el importe, la segunda cuota llegará el 5 de noviembre. Cabe recordar que a esta segunda opción también se pueden acoger quienes no domiciliaron el pago, pero tendrán que acudir a una entidad a realizar el ingreso.

Ante la situación actual, de una reducción generalizada de los ingresos de los ciudadanos ya sea por haberse visto afectados por un ERTE, un recorte de plantilla o, en el caso de los autónomos, haber tenido que cesar su actividad ante la caída de los ingresos o las medidas de confinamiento decretadas por el estado de alarma, asumir estos pagos será complicado para muchos contribuyentes.

El sindicato de técnicos de del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha solicitado a la Agencia Tributaria una prórroga hasta finales de septiembre del cierre de la campaña de la renta (frente al 30 de junio actual). De esta forma, además de facilitarse los trámites, pues el confinamiento dificultará la atención al ciudadano, también se modificarían las fechas de pago. Por el momento, no ha habido ningún cambio, algo que sí ha sido aprobado por las Haciendas forales de Gipuzkoa y Álava, donde la atención presencial se amplía hasta después del verano.

Aplazar hasta un año

Los contribuyentes tienen otras opciones para que la declaración de la renta afecte en menor medida a su economía. Como en campañas anteriores, la AEAT permite dividir el pago en hasta 12 meses con un interés del 3,75% anual, prorrateado en función de los meses que solicite fraccionar el pago, siempre que el compromiso con el fisco supere los 1.000 euros. Si no alcanza esta cifra, podría fraccionarla en los meses que desee, pero la cuota no podrá ser inferior a 30 euros al mes.

Por último, si la deuda es de más de 30.000 euros, el contribuyente podrá dividir el abono hasta en tres años, en caso de tener un aval bancario, o hasta en dos años, si ofrece un inmueble como garantía.

Los bancos también ofrecen préstamos específicos para financiar el abono de la renta, pero el interés es superior al que da el Estado. Aunque muchas entidades no especifican la TAE de estos créditos, pues varía en función del importe adeudado y el plazo de amortización, todas cuentan con una comisión de apertura que oscila entre el 1% y el 3%, salvo CaixaBank. Su préstamo Financiación Renta no incluye esta comisión y permite fraccionar deudas desde 100 euros un máximo de 11 meses a una TAE que varía en función del cliente.

Ibercaja y Sabadell son las entidades que ofrecen los periodos de financiación más cortos: de seis y nueve meses, respectivamente. Ibercaja da la posibilidad de fraccionar importes desde 100 euros, mientras que el préstamo Credi-Renta de Sabadell se puede solicitar para adeudos de hasta 60.000 euros. Aunque los intereses son variables, para un préstamo concedido por Sabadell de 3.000 euros a devolver en nueve meses, la TAE –que incluye una comisión de estudio del 1%, con un mínimo de 24 euros, y de apertura del 3%, con un mínimo de 75 euros– sería del 10,35%.

Las ofertas de Unicaja, Deutsche Bank y BBVA permiten fraccionar el pago durante 12 meses. El préstamo Renta Fácil Positiva de la primera, con una comisión de apertura del 1%, tendría una TAE del 8,17% si el cliente opta por abonar la deuda a lo largo de un año. Los intereses del Credi-Renta de Deutsche Bank oscilan entre el 1,88%, si el pago es en 12 meses, y el 12,82%, si es en tan solo una cuota. Este crédito tiene una comisión de apertura del 1% y admite financiar entre 600 y 15.000 euros. Por último, BBVA financia la totalidad del compromiso con Hacienda, con una comisión de apertura del 2,5% (mínimo 30 euros).

Otras entidades, como Bankia, Santander o Bankinter, no cuentan con préstamos específicos pero dan la posibilidad de fraccionar la deuda con otros productos. El banco presidido por Ana Botín ofrece el Préstamo Pago de Impuestos, disponible para cualquier abono de tasas, para importes de entre 600 y 60.000 euros, con un plazo amortización de hasta 10 meses y una comisión de apertura del 3%. Bankinter ofrece sus préstamos personalizados, mientras que los clientes de Bankia pueden utilizar el Crédito Puedes Más, cuyas condiciones varían en función de la vinculación del cliente con la entidad.

Por último, entidades como Unicaja, CaixaBank, Sabadell o BBVA también dan la posibilidad de adelantar la devolución de la renta. En estos casos, el préstamo deberá devolverse cuando la AEAT abone el importe o en el plazo acordado con la entidad, y no estará exento de intereses.

Normas
Entra en El País para participar