Bosch ganó un 42% menos en 2019 y elimina previsiones para este año

Los ingresos de la compañía cayeron un 7,3% en el primer trimestre de este año por el coronavirus

El consejero delegado de Bosch, Volkmar Denner.
El consejero delegado de Bosch, Volkmar Denner.

El proveedor de tecnologías y servicios Bosch cerró 2019 con un beneficio neto de 2.060 millones de euros, lo que supone una caída del 42% en comparación con un año antes, según datos publicados por la compañía este miércoles, que también arrojan una bajada de la facturación del 7,3% en el primer trimestre de este curso a causa del impacto del Covid-19.

La firma alemana ha señalado que el recorte de su beneficio se debió al "debilitamiento" de la economía mundial y a una disminución del 5,5% en la producción de automóviles en todo el mundo el año pasado.

Bosch ingresó 77.700 millones de euros el año pasado, un 0,9% menos que en el ejercicio precedente, aunque si se ajustan los efectos del tipo de cambio la bajada sería del 2,1%. El beneficio operativo fue de 3.300 millones de euros, un 40% menos.

Por divisiones, la de Movilidad generó unos ingresos de 46.800 millones de euros, un 1,6% menos, mientras que la de Bienes de Consumo alcanzó unas ventas de 17.800 millones, un 0,3% menos. La división de Tecnología Industrial contabilizó una facturación de 7.500 millones, un 0,7% más, y la de Tecnología Energética y de Construcción también aumentó de 5.600 millones, un 1,5% más.

Bosch ha explicado que la recesión provocada por el coronavirus afectará negativamente a sus previsiones para 2020, ya que sus ventas cayeron en el primer trimestre un 7,3% debido al cierre de la mayoría de sus factorías para evitar la propagación del virus, mientras que tan solo en marzo retrocedieron un 17%.

Normas
Entra en El País para participar