Euskaltel abre la guerra comercial con un paquete integral por menos de 40 euros al mes

Inicio del desembarco de la operadora en toda España

Sede de Euskaltel en Derio (Bizkaia).
Sede de Euskaltel en Derio (Bizkaia).

Euskaltel no ha demorado su plan de expansión por toda España por la alerta de alarma sanitaria y ha lanzado una campaña comercial con ofertas agresivas en precio.

Su consejero delegado, José Miguel García, ya había adelantado, durante la presentación de su estrategia a los inversores el pasado 10 de marzo, que la búsqueda de nuevos clientes fuera de sus mercados en los que trabaja con enseñas propias (Euskadi, Galicia y Asturias) comenzaba durante el segundo trimestre.

Dicho y hecho. El grupo de Derio (Bizkaia) sondea el mercado residencial en busca de esos cuatro millones de abonados que cambian de operador cada año. La propuesta está por debajo de los 40 euros al mes.

En concreto, 39,90 euros con IVA por un paquete integrado que incluye varios servicios. Una línea fija y otra de móvil con llamadas ilimitadas y una capacidad de 15 gigas. El pack incluye televisión básica, pero por dos euros más al mes aporta una oferta de 89 canales. La permanencia durante un año es obligatoria.

José Miguel García calcula que la captación de cada nuevo cliente supone una inversión de 800 euros, a amortizar en dos años. Este presupuesto incluye el pago a Orange y Virgin, que prestan su red y su marca, respectivamente, en esta expansión. Una remuneración en variable, en base a los abonados captados. Con Telefónica tiene un acuerdo similar.

Euskaltel cerró el primer trimestre con un incremento del 60,5% en los beneficios, al ganar 19,1 millones netos prácticamente con los mismos ingresos que en el arranque de 2019 (más de 171 millones).

La evolución del resultado se explica por el recorte de costes en todos los ámbitos del negocio. En algunos (departamento comercial y el de clientes), el ahorro ha sido de dos dígitos.

Al pasado 31 de marzo, Euskaltel contabilizaba una deuda financiera neta (DFN) de 1.480 millones. Equivale a 4,12 veces el Ebitda (beneficio bruto de explotación). García y su equipo quieren rebajar esa referencia a tres veces porque confían en un importante crecimiento de la generación de caja a medida que avance en su expansión por toda España.

Según sus previsiones, pasará de 190 millones a casi el doble, unos 320 millones. La apuesta, hasta 2025 y apoyada por Zegona, el fondo que es el primer accionista de Euskaltel con el 21%, es grande.

Pero la operadora pasa de cubrir un mercado con 2,3 millones de abonados a los servicios de telecomunicaciones a otro de 18,6 millones. El grupo celebrará su junta de accionistas el próximo 2 de junio en su sede de Derio (Bizkaia). Entre los puntos del orden del día, la reelección como consejera y por otros cuatro años de Alicia Vivanco , representante de Kutxabank, el segundo accionista con un 19,88%.

Normas
Entra en El País para participar