Metrovacesa suspende el dividendo hasta analizar el efecto post-Covid

La promotora de Santander reconoce un menor ritmo de ventas

Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa.
Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa.

El consejo de administración de Metrovacesa ha revisado su política de dividendo, de inversiones y previsiones de entregas de viviendas por el parón económico causado por la pandemia de Covid-19. La promotora anunció este jueves a la CNMV que retrasa la decisión sobre distribución de beneficios hasta el segundo semestre del año, por un criterio de prudencia debido a la incertidumbre ocasionada tras el confinamiento.

"El consejo estudiará la conveniencia de un posible pago de dividendo, y su cuantía, en la segunda mitad del año, tras una evaluación más precisa de la situación, y de la evolución del negocio en la fase inicial de recuperación", indica la promotora.

La cotizada controlada por Santander revela al mercado que, debido al confinamiento, los plazos de los trámites relacionados con las administraciones públicas están interrumpidos durante la duración del Estado de Alarma. "Esto podría afectar temporalmente a los calendarios de concesión de licencias municipales o de la gestión urbanística de los suelos", señala la empresa.

Igualmente, la empresa explica que la notarización y entrega de viviendas solo es posible determinados casos, de manera que muchas de las entregas previstas están siendo reagendadas para fechas posteriores. "Durante este periodo sigue siendo posible firmar reservas y contratos con clientes, si bien se ha producido un descenso en el ritmo de ventas y de contactos con clientes desde el comienzo de la pandemia, tras unos meses de enero y febrero creciendo con respecto al año anterior", reconoce la inmobiliaria que cuenta con Jorge Pérez de Leza como consejero delegado. Cabe recordar que Metrovacesa mantiene la actividad comercial de forma totalmente telemática, ya que los puntos de venta físicos están cerrados desde el 16 de marzo.

La empresa también avanza que está revisando la conveniencia de cualquier nueva decisión de inversión o de inicios de obras. Aun así recuerda que dispone de una fuerte posición de caja, de cerca de 300 millones, incluyendo 210 millones de libre disposición y el resto son anticipos de clientes. La compañía anuncia, además, que parte de esa mejora de tesorería se debe a que ha decidido hacer uso del saldo no dispuesto del préstamo corporativo. Metrovacesa adeuda 416 millones de préstamos al promotor.

Normas
Entra en El País para participar