Bebidas

Coca-Cola pierde en abril el 25% de sus ventas globales por la pandemia

El gigante de las bebidas asume que el impacto del Covid-19 será significativo en su segundo trimestre

Coca-Cola pierde en abril el 25% de sus ventas globales por la pandemia
REUTERS

Coca-Cola, el gigante mundial del sector de las bebidas, sufre de manera frontal los efectos del coronavirus y del cierre de restaurantes y bares por todo el mundo. La compañía estadounidense, que ha publicado hoy los resultados de su primer trimestre, reconoce que "desde el inicio de abril ha experimentado una caída global del volumen de ingresos de aproximadamente el 25%, procediendo casi toda esa caída de la caída del consumo en los canales fuera del hogar".

Precisamente el cierre del canal horeca (bares, restaurantes y cafeterías) hace temer una caída importante de los ingresos de Coca-Cola en el conjunto del segundo trimestre. Este canal representa "aproximadamente la mitad de los ingresos de la compañía, por eso esperamos que el efecto neto de los cambios en los patrones de consumo tengan un impacto significativo en los resultados del segundo trimestre".

Durante el mes de marzo, el último de su primer trimestre, Coca-Cola ya comenzó a apreciar los primeros impactos, también en el consumo fuera del hogar. En el consumo doméstico, "la compañía fue testigo de una compra de aprovisionamiento temprana en ciertos mercados, seguida de unos niveles de demanda normalizados, junto con un fuerte aumento en el comercio electrónico".

Con todos estos ingredientes, las ventas de Coca-Cola en el primer trimestre cayeron un 1% hasta 8.601 millones de dólares, alrededor de 8.000 millones de euros al cambio actual. Los mayores retrocesos los experimentó en el mercado Asia Pacífico (-5%) y en Europa, Oriente Medio y África (-3%). En Norteamérica se anotó un crecimiento de las ventas del 6%, pero antes de que el Covid-19 se desplegara en EE UU con la virulencia que lo ha hecho en las últimas semanas, y un 8% en Latinoamérica.

"El volumen de venta en la unidad de Europa, Oriente Medio y África era muy fuerte en febrero, pero fue absorbida por los impactos del coronavirus en marzo", explica la compañía, que destaca las buenas ventas en Nigeria, Oriente Medio y el norte de África, pero que fueron volatilizadas a nivel del conjunto de esta unidad de mercado por las caídas en Europa.

"La compañía cree que la presión sobre el negocio es temporal y sigue siendo optimista respecto a ver una mejora sustancial en la segunda mitad de 2020. Coca-Cola y sus socios embotelladores continúan adaptándose rápidamente al entorno actual, enfocados en mitigar el impacto a corto plazo mientras nos posicionamos para salir con éxito de la crisis", indica la empresa.

Normas
Entra en El País para participar