Comercio electrónico

Zalando retrasa a 2021 la construcción de su primer almacén en España

El recorte de las inversiones afecta a su gran proyecto para el mercado nacional

Zalando retrasa a 2021 la construcción de su primer almacén en España
REUTERS

Zalando, la tienda online de ropa de origen alemán, pospone su proyecto de levantar el primer almacén logístico en territorio español a causa del impacto del coronavirus en el negocio.

Así lo confirman fuentes oficiales de la compañía, que en los últimos días anunció un recorte de 100 millones de euros en sus inversiones planeadas para este 2020. También ha decidido ahorrar 250 millones de euros en gastos de marketing y publicidad, dando forma a un plan de ahorros total de 350 millones para amortiguar el impacto que el Covid-19 está teniendo en su negocio, con el fin de garantizar “la continuidad de la salud financiera de la compañía”.

Uno de los consejeros delegados de la compañía, Rubin Ritter, confirmó a finales de febrero que, con el objetivo de incrementar la capacidad logística de Zalando, parte de esas inversiones irían destinadas a construir su primer almacén logístico en España, que definió como “uno de los mercados de la moda más grandes de Europa” y donde la firma ha experimentado “un fuerte crecimiento” en los últimos meses.

El almacén estaba proyectado para construirse en los alrededores de la Comunidad de Madrid, con la intención de que estuviese operativo al comenzar el año 2021.

Ahora el proyecto no se cancela, pero sí sufrirá un retraso significativo. Como confirman desde la empresa a este periódico, esta confía en iniciar las primeras operaciones durante la primera mitad de 2021, aunque indica que “seguiremos vigilando la situación y haremos ajustes si es necesarios”. El recorte en inversiones afecta tanto al proyecto español como al resto de planes que Zalando tenía para expandir su red logística. En la actualidad, cuenta con cuatro almacenes en Alemania, tres en Polonia, dos en Italia, uno en Francia, uno en Suecia y otro en Holanda.

Pese a ser un operador puramente digital, Zalando también ha sufrido el impacto del coronavirus en su negocio. Según los datos preliminares que proporcionó la semana pasada, sus ventas en el primer trimestre del año fueron de entre 1.520 y 1.540 millones de euros, lo que supondría un incremento de entre el 10,1% y el 11,6% respecto a las ventas del año anterior, prácticamente la mitad del ritmo de crecimiento esperado por los analistas a mediados de febrero, que hablaban de un alza del 19%. Además, el EBIT ajustado será negativo por hasta 110 millones de euros, por los cerca de 30 que calculaban los analistas antes del inicio de la crisis.

Normas
Entra en El País para participar