Comparativa entre el nuevo iPhone SE y su competencia (por precio) en Android

Comparativa entre el nuevo iPhone SE y su competencia (por precio) en Android

Cuatro dispositivos a precios similares.

Apple anunciaba ayer sus nuevos iPhone SE de 2020. El smartphone barato de los de Cupertino que viene a jubilar del todo los viejos iPhone 8 de 2017. Así que con las reservas abiertas, los usuarios ya pueden adquirir para las próximas semanas su nuevo dispositivo a un precio que alcanza los 489 euros. ¿Baratos? Como siempre, dependerá de con qué lo comparemos.

Xiaomi Mi Note 10 Pro.
Xiaomi Mi Note 10 Pro.

Seguramente muchos usuarios tengan suficiente con algunos modelos de Xiaomi que, por apenas 200 euros, cuentan con un hardware que en ciertos aspectos supera al teléfono de Apple. Pero si miramos más arriba, al segmento de teléfonos con Android que rondan los 500 euros, veremos que nos estamos dirigiendo ya a unos dispositivos que rozan en la gama media alta.

El procesador del iPhone, clave

Ahora bien, el iPhone SE de 2020 tiene un elemento que le convierte en una auténtica bestia en su rendimiento. Hablamos del chip A13 Bionic que es el mismo que el de los iPhone 11 y 11 Pro, con una cantidad similar de RAM y un rendimiento que le permitirá aguantar sin problemas actualizado los próximos cinco años.

iPhone SE (2020).
iPhone SE (2020).

Enfrente podría tener a tres rivales importantes, como son los Xiaomi Mi Note 10 Pro, que cuesta unos 500 euros aproximadamente, el Samsung Galaxy A71 que podemos encontrarlo por apenas 400, y el Realme X2 Pro, que también se sitúa en el rango de precios de los coreanos. Tres alternativas con Android que montan chips más que eficientes y con potencia, como son los Snapdragon 730G, 730 y 855+, respectivamente. No llegan a los niveles del A13 Bionic del iPhone SE, pero lo compensan gracias a la presencia de una mayor cantidad de memoria RAM: 8, 6/8 y 6/12.

Samsung Galaxy A71.
Samsung Galaxy A71.

Eso sí, el tamaño de las pantallas y sus diseños con frontales prácticamente limpios dejan desnudo a un iPhone SE, que abraza las líneas estrenadas por Apple en el año 2014, adoptando una pantalla LCD (ni siquiera AMOLED, o Super AMOLED como la competencia) de 4,7 pulgadas. Enfrente Xiaomi ofrece 6,4, Samsung 6,7 y Realme 6,5 por un precio igual o menor. Es decir, estamos adquiriendo un teléfono con seis años a sus espaldas y un sensor biométrico (Touch ID) que los demás acompañan también con desbloqueo facial. 

Realme X2 Pro.
Realme X2 Pro.

No solo en esa comparativa pierde el iPhone SE, sino que también lo hace con la carga rápida: todos los demás superan la velocidad del teléfono de Apple y, además, acompañan en sus cajas los cargadores compatibles. En el caso del smartphone de los de Cupertino, se trata de un extra que debemos pagar aparte y que sumar a esos 489 euros del ala.

Por último la cámara: Apple lo confía todo a un único sensor de 12MP y a su software para tratar las fotos y los vídeos, con mejoras en la aplicación del color o la definición. Los demás van más allá, con dispositivos como el Xiaomi con cinco cámaras, y Samsung y Realme con cuatro. Eso sí, hay un elemento diferenciador que bien podría decantar la balanza hacia un lado u otro: ¿iOS o Android? La respuesta a esa pregunta podría dejar en papel mojado cualquier otra característica de hardware. ¿No os parece?

Normas
Entra en El País para participar