Inditex descarta aplicar un ERTE en abril y pagará los salarios en España con recursos propios

La textil dice que estudiará en un futuro las posibles medidas a aplicar dependiendo de la evolución de la pandemia

Inditex descarta aplicar un ERTE en abril y pagará los salarios en España con recursos propios
REUTERS

Inditex pagará las nóminas de su personal de tienda en España con recursos propios durante el mes de abril, por lo que descarta la ejecución de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que en principio iba a afectar a 25.000 trabajadores si el estado de alarma se prorrogaba más allá del 15 de abril.

Así lo ha confirmado esta tarde la propia compañía. "El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha anunciado que la empresa va a seguir sosteniendo con recursos propios el pago de la retribución a toda su plantilla en España, como ha venido haciendo hasta la fecha", reza el comunicado hecho público. Este prosigue afirmando que, como consecuencia de esa decisión, Inditex "ha decidido no presentar ningún ERTE en el mes de abril para el personal de tiendas, por lo que la plantilla al completo recibirá su nómina íntegra sufragada por la empresa".

Eso sí, el gigante textil no descarta ningún escenario futuro. Esta indica que estudiará la posibilidad de aplicar "alguna de las herramientas propuestas por el Gobierno para preservar el empleo" entre su personal de tienda, siempre "en función del desarrollo de la emergencia sanitaria y del estado de actividad de las tiendas".

Inditex mantiene cerradas sus casi 1.600 puntos de venta que tiene en España desde que se decretara el estado de alarma el 14 de marzo. Los principales operadores del sector anunciaron desde entonces sucesivos ERTE para paliar de alguna manera el impacto que estos cierres está teniendo ya en sus balances. Empresas como Tendam, Mango, H&M, Desigual, Bimba y Lola, Adolfo Domínguez entre muchas otras han procedido a la suspensión de los contratos de sus empleados, en algunos cosas completando las prestaciones por desempleo que debe abonar el Estado. También El Corte Inglés, que tiene en el negocio de la moda uno de sus principales motores de venta en el apartado comercial, aplicó un ERTE para un total de 26.000 trabajadores.

Inditex era la última empresa en definir su estrategia laboral en esta crisis pandémica. En un primer comunicado hecho público en la presentación de sus resultados anuales, la compañía gallega explicó que iba a "estudiar todas las herramientas que el Gobierno puso ayer [refiriéndose al martes 17 de marzo] a disposición de las empresas". En ese comunicado hablaba incluso de complementar "la retribución en caso necesario" durante el estado de alarma, abriendo la puerta a un ERTE, siempre con un objetivo "prioritario de "preservar todo el empleo".

Un primer contacto con la representación sindical derivó en una propuesta para un ERTE por fuerza mayor para unos 35.000 trabajadores con efectos desde el 1 de abril. Finalmente esa propuesta se redujo a 25.000 empleados y siempre que el estado de alarma se prorrogase más allá del 15 de abril. Finalmente tampoco llevará a cabo esa medida en el conjunto del mes de abril, después de los contactos mantenidos en las últimas horas con los representantes de los trabajadores.

Inditex cuenta con un importante colchón financiero que le permite absorber de una manera mejor el impacto de la crisis del coronavirus, en comparación con otras compañías del sector. Su caja al cierre del ejercicio 2019 superaba los 8.060 millones de euros, un 20% más que en el año anterior.

Normas
Entra en El País para participar