Textil

La propietaria de Uniqlo recorta un 41% su previsión de beneficios

Fast Retailing calibra el impacto de la pandemia en el mercado chino y en Japón

Tienda de Uniqlo en Tokio
Tienda de Uniqlo en Tokio

Fast Retailing, propietaria de la cadena de moda Uniqlo, ha recortado sus perspectivas anuales a causa del brote de coronavirus en China, mercado clave en el crecimiento de la firma en los últimos años. La pandemia interrumpió brevemente la cadena de suministro de Uniqlo en el país, y forzó el cierre de más de la mitad de sus 700 tiendas. Además, el grupo ha cerrado otros 170 establecimientos en el mercado local de Japón, donde el Gobierno ha declarado esta semana el estado de emergencia.

La compañía pronostica un beneficio operativo de 145.000 millones de yenes (1.227 millones de euros) en el ejercicio fiscal que termina en agosto. La previsión anterior era de 245.000 millones de yenes (2.070 millones de euros). El beneficio operativo en los seis meses transcurridos hasta febrero cayó el 21% sobre el mismo período del año anterior, hasta 45.000 millones de yenes; las ventas superaron las previsiones de los analistas.

La empresa espera más revisiones a sus pronósticos debido a la incertidumbre, dado que ahora hay 408 tiendas Uniqlo cerradas en todo el mundo. Las acciones de la compañía han bajado un 28% este año. No es la única: H&M dijo la semana pasada que podría tener que recortar miles de puestos de trabajo, revisar inversiones y renegociar alquileres.  En EE UU algunos mediso habn publicado que Gap ha pedido a proveedores que no envíen la colección de verano, mientras Inditex ha pospuesto los dividendos.

Normas
Entra en El País para participar