La retirada de efectivo cae un 68% en España durante el mes de marzo

Según un estudio realizado por el neobanco N26, los clientes optaron por el pago a través de la tarjeta y móvil durante el periodo de confinamiento por el estado de alarma

Cajeros automáticos de Barclays.
Cajeros automáticos de Barclays.

La retirada de efectivo en cajeros cayó un 68% en España durante el mes de marzo, periodo marcado por la declaración del estado de alarma en el país y la aprobación de medidas de confinamiento, según un estudio realizado por el banco móvil N26. La entidad ha hecho públicos estos datos con los que pretende detectar y estudiar cambios en las preferencias de consumo y gasto provocados por las medidas de confinamiento anunciadas en todos los países para luchar contra el coronavirus Covid-19.

La fuerte caída de retirada de efectivo se ha observado también en Italia, donde se registró un descenso del 54%, así como en otros países de la Unión Europea, a pesar de que se hayan aplicado medidas bastante más laxas y tardías. Francia, por su parte, sigue la misma tendencia con una bajada cercana al 56%.

N26 destaca el caso de Alemania, donde aún no se han anunciado medidas de aislamiento tan restrictivas como en España o Italia, pero donde la retirada de efectivo igualmente se desplomó un 54%. "Este dato supone un fuerte cambio en el comportamiento de los alemanes, entre los que el uso de efectivo prevalece aún sobre el pago con tarjeta, que todavía sigue sin ser un método de pago tan consolidado como en España", indica el banco móvil.

Aumento del comercio electrónico

Por otro lado, el cierre de tiendas, bares y restaurantes en España supuso una caída del 8% en el número de transacciones con tarjeta en el mes de marzo. Este hecho, unido al descenso del uso de efectivo por miedo al riesgo de contagio, provocó un aumento en el número de transacciones en comercio electrónico del 10%.

El gasto medio por consumidor también se incrementó más de un 10% frente a periodos pre-cuarentena. Además, el gasto medio por cada transacción realizada también se elevó en un 17%.

El comercio electrónico en Italia y Alemania ahora representa un 8% y un 6% más, respectivamente, del gasto promedio del consumidor. Los italianos realizan transacciones online un 12% más a menudo de lo que solían hacerlo antes, mientras que alemanes y franceses lo han hecho un 3% y 7%, respectivamente. Sin embargo, los alemanes llegan a gastar hasta un 20% más por cada operación que realizan, un 17% los franceses y hasta un 28% los italianos.

De la misma forma, los consumidores europeos están cambiado sus preferencias y hábitos de consumo. Los comercios que están ganando más dinero del consumidor en estas dos semanas de confinamiento son las cadenas de supermercados, comercios electrónicos de venta al por menor como Amazon y Aliexpress o servicios de comida a domicilio como Uber Eats.

Igualmente mantienen su negocio al alza las plataformas de entretenimiento en streaming como Netflix y tecnología de entretenimiento, o las relacionadas con el trabajo en remoto con aplicaciones de Apple.

Normas
Entra en El País para participar