Iberdrola crecerá en beneficios y dividendo en 2020 pese al Covid-19

Juan Manuel González Serna es el nuevo vicepresidente y entra en la comisión ejecutiva

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, y el secretario del consejo, Julián Martínez-Simancas, en la junta telemática celebrada hoy en la sede de la compañia en Bilbao.
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, y el secretario del consejo, Julián Martínez-Simancas, en la junta telemática celebrada hoy en la sede de la compañia en Bilbao.

Iberdrola crecerá este año en beneficios y dividendo pese al impacto del Covid-19 en la economía mundial, según ha trasladado este jueves el presidente de la eléctrica, Ignacio Galán, durante la junta de accionistas celebrada en su sede y por vía telemática.

Una de las novedades tras el encuentro ha sido el nombramiento como vicepresidente de Juan Manuel González Serna, presidente del grupo Siro. Gonzalez Serna sutituye a Inés Macho, que abandona la compañía, y asimismo accede a la comisión ejecutiva delegada de la eléctrica. Al consejo de administración de Iberdrola también han accedido, como independientes, la británica Nicola Brewer y la brasileña Regina Nunes.

El grupo acelerará durante 2020 y "cuando sea posible" unas inversiones de 10.000 millones, lo que supondrá un récord anual de desembolso. También contratará a 5.000 personas y la plantilla superará los 40.000 trabajadores. Este ejercicio pondrá en marcha instalaciones con una generación adicional de 4.500 MW.

Galán adelantó que el dividendo con cargo a los resultados de 2019 (3.406 millones netos, un 13 % más) será de 0,40 euros brutos por acción. En el incremento del beneficio en 2020 tendrá un impacto positivo los 1.000 millones que Iberdrola ingresó por la venta del 8 % de Siemens Gamesa.

Con un quorum del 77,04 %, los 600.000 accionistas pudieron seguir por vía telemática la intervención de Galán desde Torre Iberdrola. La multinacional adelantará pagos a proveedores por 3.800 millones para reducir las tensiones de liquidez de los suministradores a cuenta de la crisis desatada por la pandemia. Iberdrola tiene comprometidas compras a terceros por más de 20.000 millones hasta 2023.

Galán destacó la fortaleza financiera de Iberdrola, que en el peor de los escenarios posibles tiene garantizada su liquidez durante el próximo año y medio. Recordó la emisión del grupo de esta semana de deuda corporativa por 750 millones a cinco años y a un coste del 0,91 %. La demanda fue de 9.000 millones.

De la plantilla, 29 trabajadores han dado positivo por coronavirus, desveló Galán. De ellos, 21 en España. Todos se están recuperando.

La junta de accionistas ha concluido en 48 minutos, aunque las votaciones de los inversores se pueden alargar hasta las 14 horas. Todos los puntos del orden del día fueron aprobados por mayoría. Como no fue posible el aperitivo con los accionistas, Iberdrola destinará el presupuesto de este acto a Osakidetza, la red sanitaria pública de Euskadi.

Normas
Entra en El País para participar