Tecnología

Gigas entra en beneficio en 2019 por primera vez, pero alerta del posible impacto de Covid-19 en su negocio

La compañía, que ganó 215.844 euros, avanza que la pandemia tendrá impacto en su negocio, pero que no será "extremadamente negativo" si es algo coyuntural

Diego Cabezudo (izquierda) y José Antonio Arribas, CEO y COO y cofundadores de Gigas.
Diego Cabezudo (izquierda) y José Antonio Arribas, CEO y COO y cofundadores de Gigas.

La multinacional española Gigas, especializada en servicios de cloud computing y que cotiza en el MAB, entró en beneficio en 2019 por primera vez en su historia. La compañíar alcanzó el pasado año un beneficio neto atribuible de 215.844 euros, frente a las pérdidas de 147.880 euros que registró un año antes, según informa en un comunicado la compañía. "La entrada en beneficios marca un nuevo hito en la trayectoria de Gigas y está en línea con la previsión que se había realizado", destaca la empresa.

Gigas muestra un significativo crecimiento de ebitda y ventas. Su facturación bruta alcanzó los 11,85 millones de euros, un 16,7% más respecto al ejercicio anterior, y el importe neto de su cifra de negocios totalizó 10,23 millones, un 17,8% más. La facturación a clientes (ventas brutas) estuvo en línea con lo presupuestado para el ejercicio (un 0,1% superior) mientras que el nivel de cumplimiento del importe neto de la cifra de negocios fue un 3,2% inferior a lo que esperaba en enero de 2019, pero según lo recogido en sus últimas previsiones publicadas en noviembre.

Respecto al ebitda, Gigas cerró el ejercicio 2019 con 2,5 millones de euros en 2019, un 54,9% más, aunque es un 1,9% inferior a los 2,55 millones de euros presupuestados para este ejercicio. La compañía precisa, sin embargo, que el ebitda de 2019 incluye el efecto de los costes extraordinarios ligados a adquisiciones y a los planes de stock options, que no representan una salida de caja en el ejercicio. Sin esos extraordinarios, el ebitda ajustado recurrente de la compañía habría alcanzado los 2,85 millones en 2019.

La compañía generó caja positiva operativa de 1,9 millones de euros en 2019, casi multiplicando por cuatro los 480.000 euros de 2018. Gigas cerró el ejercicio con una tesorería de 1,56 millones de euros y una deuda financiera neta de 3,66 millones de euros, aproximadamente 1,46 veces el ebitda.

Impacto del Covid-19 en el actual ejercicio

Gigas recuerda que presentó su presupuesto para este año a principios de 2020. La compañía avanzaba entonces un crecimiento similar al registrado en 2019, que supondría unas ventas brutas de 13,79 millones de euros, un importe neto de la cifra de negocios de 12,11 millones, un ebitda de 3,21 millones y una generación de caja operativa de 2,55 millones.

La crisis derivada de la pandemia por el Covid-19 ha hecho a Gigas matizar lo avanzado. La compañía reconoce que la actual situación de pandemia internacional ocasionada por el brote del coronavirus podría impactar "de manera significativa" en sus operaciones y, por tanto, en sus resultados y flujos de efectivo futuros.

"Debido a la complejidad de la situación y su rápida evolución, no es posible en este momento realizar una estimación cuantificada fiable de su potencial impacto en las cifras", admite la firma. Gigas matiza, no obstante, que parece probable que en el sector en el que opera, de computación y almacenamiento en la nube, "aunque parte del negocio se vea afectado por la posible contracción de la economía, a su vez se compense con una mayor demanda de este tipo de servicios, que posibilitan una alta movilidad de los empleados de las empresas y la posibilidad de trabajar remotamente desde cualquier lugar".

La firma añade que la sociedad continúa operando con normalidad en estos momentos y considera que, según lo expuesto, la situación actual no debería de tener un impacto extremadamente negativo en el Grupo Gigas, "de continuar en los parámetros actuales y considerando que se trate de una situación coyuntural y por tanto temporal".

Gigas también advierte que la compañía tiene más de la mitad de su negocio en Latinoamérica, donde las divisas locales se han depreciado fuertemente en las últimas semanas. "Aunque en su mayor parte el grupo factura a sus clientes en la región en dólares, la depreciación de las divisas locales y del dólar supondrá un decrecimiento de la cifra de negocios consolidada en euros y un incremento de precios de facto para los clientes de la región, lo que podría propiciar pérdida de clientes", apunta en el comunicado.

Normas
Entra en El País para participar