Euskaltel destaca su liquidez y mantiene su plan de expansión por ahora

Señala que la cancelación de las portabilidades ha reducido significativamente la actividad comercial

El presidente de Euskaltel; Xabier Iturbe, y el CEO, José Miguel García.
El presidente de Euskaltel; Xabier Iturbe, y el CEO, José Miguel García.

Euskaltel ha asegurado que continúa operando con normalidad durante la crisis del Covid-19 y mantiene el calendario de sus planes de expansión nacional. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la compañía explica que mientras se mantenga la actual fecha de finalización del estado de alarma (11 de Abril), no tendría que alterar el calendario del lanzamiento comercial de sus servicios con la marca Virgin a nivel nacional. Un plan estratégico que la teleco espera poner en marcha durante el segundo trimestre del año.

La compañía indica que ha conectado ya con éxito un número de clientes a nivel nacional como prueba técnica anterior al lanzamiento comercial del servicio.

La operadora afirma que hasta la fecha no ha experimentado impactos significativos en sus principales magnitudes financieras. La compañía continúa monitorizando dichas magnitudes para calcular los impactos sobre el negocio. El grupo destaca que las eficiencias y mejoras implementadas en los últimos trimestres, indicando que en el cuarto trimestre, el ratio de generación de caja sobre ingresos se situó en el 28%, mientras ha continuado generando caja positiva a nivel operativo durante los primeros meses de 2020.

Euskaltel defiende su posición de liquidez y precisa que, a 31 de diciembre de 2019, contaba con 98 millones de euros en la caja y 150 millones de euros de financiación concedida y no utilizada en su Revolving Credit Facility con vencimiento en 2023. La compañía cuenta con un coste de la deuda reducido, que a 31 de diciembre de 2019 se situaba en un 2,55%, siendo el periodo de vencimiento medio a dicha fecha de 5,0 años.

La operadora señala que la cancelación de las actividades de portabilidad decretada en el estado de alarma ha resultado en la significativa reducción de la actividad comercial. “La base de clientes se ha mantenido estable hasta la fecha al haberse reducido en la misma medida la actividad de altas y la actividad de bajas”, explica Euskaltel, que precisa que no ha experimentado en los últimos días ninguna disrupción significativa en la actividad de sus proveedores o en la cadena de suministro.

En términos internos, indica que cerca del 100% de los empleados se encuentran teletrabajando, y se ha dimensionado las plataformas y los sistemas para garantizar el mismo. “Más del 90% de los agentes de atención al cliente están teletrabajando, garantizando óptimas condiciones de trabajo para los restantes”, explica la teleco, que añade que mantiene abiertas el 70% del total de tiendas para cumplir con los requerimientos de servicio solicitados por el Gobierno y se han tomado todas las medidas para proteger a los clientes y a los empleados en las mismas.

Además, precisa que un equipo de 800 personas se encuentra diariamente trabajando para ampliar la capacidad existente y asegurar la robustez de las redes frente al aumento del tráfico. La red de la compañía opera con total normalidad y permite estos elevados aumentos de tráfico sin incidentes destacados. El tráfico de banda ancha fija ha aumentado un 40%, por un 50% del tráfico de voz móvil. El consumo de televisión ha aumentado un 30% y un 20% en on-demand.

Normas
Entra en El País para participar