El Gobierno admite que prepara planes para reducir más la actividad si la pandemia empeora

El Ejecutivo reclama una respuesta más ambiciosa a la UE tras el fiasco de la cumbre de líderes comunitarios del jueves

Pedro Sánchez,presidiendo un Consejo de Minsitros.
Pedro Sánchez,presidiendo un Consejo de Minsitros.

El Gobierno ha admitido este viernes que está estudiando planes de contigencia que incluyen una mayor paralización de la actividad económica del país en el caso de que empeore la pandemia de coronavirus Covid-19.

Así lo ha confirmado a preguntas de la prensa la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, desvelando que los distintos Ministerios preparan ya protocolos de actuación para el supuesto de que haya que tomar medidas adicionales de contención, como podría ser reducir aún más la actividad en un país que vive ya confinado y con el grueso de los comercios cerrados, pero solo por si las autoridades sanitarias así lo reclaman.

"Todos los Ministerios estamos trabajando anticipadamente todas las medias que se podrían plantear o que se podrían pronunciar en caso de que la autoridad sanitaria, solo y exclusivamente en función de los datos que cada día tienen", solicite actuar al Gobierno, ha expuesto, reconociendo que una de las opciones que se barajan es la de la "actividad reducida". "En el momento en que el Gobierno apruebe cualquier medida así lo anunciará, así lo comunicará", ha añadido, defendiendo que "es importante que todos los Ministerios tengan previsto cualquier escenario que la autoridad sanitaria pueda plantear"

“Lo mejor que podemos hacer es colaborar cada uno previendo escenarios que se pueden plantear o no”, ha matizado, “para que el Gobierno no pierda ni un solo minuto en poner en valor cada una de esas mediadas con la contundencia con la que lo hemos hecho hasta la fecha”.

Montero ha dado estos detalles al término de un Consejo de Ministros extraordinario en el que se ha aprobado definitivamente la extensión del estado de alarma autorizada el miércoles por el Congreso de Ministros para otros 15 días más. Así, la medida de excepción inicialmente impulsada el 14 de marzo, durará, al menos, hasta el próximo 12 de abril.

La portavoz del Gobierno ha aseverado que el Ejecutivo es consciente del "esfuerzo" adicional que se pide a la población española pero ha defeniddo que la medida es completamente "necesaria" para detener la expansión de la pandemia del coronavirus Covid-19.

Petición a la UE

“Vivimos una situación de extraordinaria gravedad, sin precedentes que requiere de medidas urgentes”, ha dicho Montero, avanzando que el presidente del Gobierno se reunirá telemáticamente con los presidentes autonómicos el domingo.

Mientras, ha recordado, el Ejecutivo sigue trabajando en una respuesta europea que permita afrontar la pandemia de forma común. “Los aspectos más decisivos no consiguieron el consenso necesario” en el Consejo Europeo de ayer, ha reconocido la ministra, recordando que los líderes autonómicos “se emplazaron a una nueva reunión en dos semanas”.

“Sánchez y otros Gobiernos estamos demandando una respuesta clara contundente eficaz de financiación a medio y largo plazo”, ha dicho Montero, desvelando, que ayer Sánchez defendió ante el Consejo Europeo que “no se pueden cometer los mismos errores de la crisis financiera de 2008 que sembraron semillas de desafección y división con Europa y provocaron el auge del populismo”.

"Competencia feroz" por el material sanitario

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha aseverado por su parte que España se acerca al pico de la epidemia, tras la cual tocará doblegar la curva de infectados antes de erradicar al virus. Illa ha detallado que de los 432 millones de euros en material sanitario adquiridos a China el miércoles, se pasó ayer a 509 millones y este viernes a 578 millones.

Las compras centralizadas han sido asumidas por Hacienda, lo que Montero ha achacado a que todos los Ministerios están ahora a disposición del Ministerio de Sanidad. La portavoz del Gobierno ha aseverado que “hay una dificultad efectiva en el abastecimiento de los productos sanitarios por una competencia feroz, con todos los países reservándose la producción nacional”, como en el caso de China, que atesora el 90% de su producción para sí, ha ilustrado.

Por su parte, Illa a avanzado que Sanidad ofrecerá datos públicos de la entrega de material a las comunidades autónomas, de forma diaria, ante las críticas recibidas por parte de algunas autonomías que se quejan de desabastecimiento. Este viernes, ha dicho se han repartido 7,4 millones de mascarillas.

Prohibición del despido

En paralelo, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz ha avanzado severas restricciones al despido durante la pandemia. "Con este precepto es a modo de lo que ya se ha hecho en otro país europeo es que siempre que existan causa económicas, técnicas, organizativas, de producción y de causa mayor en esos casos no se puede despedir porque hemos arbitrado un mecanismo excepcional con muchos recursos públicos para acudir a los ERTES", ha dicho.

Normas
Entra en El País para participar