Euskadi logra la colocación de deuda pública por 500 millones

La demanda de inversores internacionales ha superado siete veces a la oferta

Pedro Aspiazu, consejero de Hacienda y Economía del Gobierno vasco.
Pedro Aspiazu, consejero de Hacienda y Economía del Gobierno vasco.

En un escenario de convulsión en los mercados financieros por la crisis desatada por el coronavirus, el Gobierno Vasco ha logrado la colocación de 500 millones de deuda pública. El precio estará 0,25 puntos por encima del fijado en esta jornada para el bono español a diez años.

El Ejecutivo de Vitoria ha detectado "una venta de oportunidad" para realizar la tercera emisión del Bono Sostenible de Euskadi. La demanda ha superado en siete veces a la oferta. En concreto, 120 inversores de 17 países han puesto 3.251 millones sobre la mesa para intentar hacerse con los bonos, según ha destacado Pedro Aspiazu, consejero de Hacienda y Economía del Gobierno vasco.

Aspiazu ha comunicado, por vía telemática, que la adjudicación de la deuda se ha realizado en un 60 % a inversores internacionales y en otro 40 % para grupos de España. Con esta operación, el Ejecutivo de Vitoria concluye su plan de endeudamiento para todo el año, según Aspiazu.

De los 500 millones, 130 millones se emplearán en el ámbito de la salud y otros 225 a políticas sociales. Los bonos también financiarán proyectos renovables e inversiones en movilidad sostenible.

Los inversores que se han interesado por la emisión son de Alemania, Estados Unidos y Francia, entre otros países como Israel, Bélgica o Noruega. Las entidades que han participado en colocación son Banco Santander, Caixabank, BBVA, Natixis y Nomura.

El Gobierno vasco se había planteado la conveniencia de lanzar la emisión por la crisis de la epidemia, pero ante el citado interés de los inversores internacionales optó por su colocación.

Aspiazu ha detallado que Euskadi tiene un límite de endeudamiento, marcado por la Ley de Presupuestos, de 857 millones. Con la emisión de los bonos y un próximo préstamo del BEI de 140 millones "se habrá llevado a cabo la mayor parte" del plan de deuda pública.

Desde el Ejecutivo de Vitoria esperarán a conocer la marcha de la economía, alterada por el Covid-19, para decidir si realizan nuevas emisiones. La deuda de Euskadi al pasado 31 de diciembre tenía una vida media de 5,6 años y a un coste del 1,72 % (equivale al 12,6 % del PIB de la comunidad autónoma). El compromiso de déficit es del 13,2 %.

 

Normas
Entra en El País para participar