Criteria vuelve a comprar acciones de Telefónica con el inicio de la crisis

Adquiere 50.000 títulos, a 4,40 euros por acción

Criteria vuelve a comprar acciones de Telefónica con el inicio de la crisis

Criteria vuelve a mirar a Telefónica. El holding de participaciones industriales de Caixabank ha adquirido títulos de la operadora española, por vez primera desde el inicio de la crisis abierta por el impacto del coronavirus Covid-19 en la economía y los mercados financieros.

Así, según ha desvelado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Criteria adquirió este miércoles un paquete de 50.000 acciones de Telefónica, a un precio unitario de 4,40 euros por título. De esta forma, la inversión rondaría los 220.000 euros.

Criteria no había adquirido títulos de Telefónica desde septiembre del pasado año. Entonces adquirió 50.000 acciones a un precio de 6,87 euros por título. El holding de Caixabank se había convertido en un activo inversor en Telefónica desde principios de 2018. Una estrategia que le llevó a acumular una participación en la operadora cercano al 1,2% de su capital. Según figura en su página web corporativa, la participación del holding en Telefónica era del 1,23%, con fecha de enero.

Esta presencia está al margen de la histórica participación del 5% que Caixabank tiene en Telefónica, y que le convierte en uno de los accionistas de referencia de la teleco, junto a BBVA y Blackrock.

La decisión de entrar en la teleco vino motivada por la estrategia de Criteria de apostar por empresas que pagan un alto dividendo. Telefónica confirmó en febrero pasado el pago de un dividendo de 0,40 euros por acción a cuenta del ejercicio de 2020.

En las últimas semanas, accionistas y consejeros de la operadora han buscado demostrar su confianza en Telefónica, con la compra de acciones. El movimiento más destacado fue el protagonizado por el presidente de Gestamp y consejero de la teleco, Francisco José Riberas, que el pasado 13 de marzo comunicó la compra de un paquete de cinco millones de acciones de la operadora, con una inversión total por encima de los 20,6 millones de euros (pagó 4,13 euro por título en un paquete de 4,9 millones de acciones). Su movimiento coincidía con la dura caída sufrida por la teleco en plena tormenta por el coronavirus. Riberas tiene una participación en la teleco del 0,21%, que le consolida como el consejero de la compañía con mayor presencia en el capital.

También Blackrock aumentó levemente su participación en Telefónica la pasada semana, al pasar del 5,210% al 5,295% del capital, a través de sus distintos fondos y sociedades.

 

El mayor OMV de Telefónica Alemania ve estable el negocio

Por otra parte, Drillisch, el mayor operador móvil virtual (OMV) de Telefónica Deutschland y uno de sus principales clientes, aseguró ayer que no ve distorsiones en su negocio a causa del impacto de la pandemia del coronavirus Covid-19. De hecho, la compañía prevé unos resultados estables para el conjunto del año.

Su consejero delegado, Ralph Dommermuth, indicó que el negocio de la compañía y el de su matriz United Internet están estables. Drillisch prevé captar medio millón de clientes durante 2020 (en torno a 100.000 en el primer trimestre) y registrar unos ingresos en línea con los alcanzados en 2019. Durante el pasado año, el volumen de negocio bajó un 1,1%.

La empresa tiene un acuerdo a largo plazo con Telefónica Alemania para alcanzar hasta un 30% de la red de la operadora. A final de 2019, Drillisch amplió su contrato con el grupo español hasta mediados de 2025. Alemania es el tercer país en aportación de ingresos del grupo Telefónica.

Drillisch acudió el pasado año a la subasta de espectro para telefonía móvil 5G para desarrollar su propia red. La empresa está negociando con proveedores de equipos, si bien ayer indicó que todavía no es el momento de tomar una decisión.

Normas
Entra en El País para participar