Captura de video de la señal institucional de La Moncloa, del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa que ofrecen este lunes en La Moncloa.
Captura de video de la señal institucional de La Moncloa, del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa que ofrecen este lunes en La Moncloa. EFE

Calviño: “La actividad económica se ha ralentizado significativamente”

La ministra de Asuntos Económicos ha acordado con los agentes sociales afinar las medidas aprobadas en los últimos días

“La actividad económica se ha ralentizado significativamente la semana pasada”, ha reconocido este lunes la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras reunirse con los agentes sociales para evaluar el impacto sobre la actividad de la pandemia del coronavirus. Con todo, ha dicho, la prioridad es la salud de los trabajadores.

"Hemos constatado el impacto de las medidas de contención reforzada en la economía de nuestro país", ha dicho, subrayando que las medidas de confinamiento y detención de la actividad comercial no dirigida a ofrecer productos de primera necesidad suponen algunas de "las medidas más restrictivas del entorno". Es por tanto esa respuesta a la crisis sanitaria la que está minando la salud del tejido productivo del país, después de que este presentara un comportamiento "dinámico" hasta el mes de marzo.

Con todo, Calviño ha asegurado que patronal y sindicatos han mostrado su aval a las medidas económicas del Gobierno. Con todo, la vicepresidenta ha admitido que los agentes sociales han pedido afinar algunas de las iniciativa para garantizar su eficacia.

Así, ha ilustrado, se trabajará para que las medidas de flexiblización laboral sirvan para canalizar en ERTEs los posibles despidos, asegurar que los 100.000 millones en avales públicos sirvan realmente para facilitar el acceso a créditos e la banca, por ejemplo.

En este último campo, la vicepresidenta ha expuesto que espera aprobar la letra pequeña de los avales públicos en el Consejo de Ministros de este martes, en el que se decidirán las características de las garantías. En todo caso, ha dicho, la medida será retroactiva por lo que la banca ya podría estar liberando recursos para apoyar a las empresas, y especialmente a pymes y autónomos, pues la iniciativa tendrá un impacto "retroactivo".

Preguntada sobre la posibilidad de ir más allá con las medidas de excepción y decretar el cierre total de la actividad no esencial, Calviño ha defendido que el Gobierno ya ha sido muy restrictivo pero que los sectores que aún operan son necesarios para dotar de material a los hospitales o garantizar la movilidad de los sanitarios, por ejemplo.

Reorientar la industria

Además, Calviño ha detallado que se trabaja para facilitar equipos de protección individual a los trabajadores de la industria. La idea, ha avanzado, es que las fábricas reorienten su actividad para comenzar a ofrecer productos sanitarios necesarios, por ejemplo.

En los campos agroalimentario, de productos básicos, gas, agua, luz y telecomunicaciones, el suministro está siendo normal, ha dicho la vicepresidenta, sin dar cifras, apuntando a que el teletrabajo comienza a generalizarse en aquellos sectores donde es posible.

La vicepresidenta ha defendido que la intención del Gobierno es paliar los efectos socioeconómicos de la crisis sanitaria para que el indudable impacto que tiene sobre la actividad sea superado con rapidez retomando la senda de crecimiento vigente hasta finales e febrero.

Calviño participa esta tarde en una teleconferencia con los ministros de Economía y Finanzas de la UE a fin que precede a la reunión del Eurogrupo de mañana como parte de los intentos por consensuar una respuesta comunitaria a la crisis económica causada por el Covid-19.

De momento, los países de la Unión Europea debaten hasta qué punto flexiblizar el Pacto de Estabilidad para dar mayor margen de gasto público y déficit a los estados afectados por la epidemia así como la posibilidad de emitir una suerte de coronabonos comunitarios y aprovechar los fondos del mecanismo de rescate MEDE.

Normas
Entra en El País para participar