Sánchez reclama un plan Marshall de la UE frente al coronavirus

Apoya que Europa pueda lanzar los llamados 'coronabonos' y pide respaldo del BEI

Imagen de televisión de la comparecencia de Pedro Sánchez desde La Moncloa este sábado.
Imagen de televisión de la comparecencia de Pedro Sánchez desde La Moncloa este sábado.

En su intervención de ayer tras la reunión con los presidentes autonómicos, Pedro Sánchez hizo hincapié en la necesidad de que la respuesta económica a la crisis del coronavirus sea conjunta dentro de la Unión Europea. “Europa está en guerra contra el coronavirus”, recalcó.

 

El presidente del Gobierno pidió más madera a las instituciones comunitarias. En su comparecencia telemática y ante preguntas de la prensa, consideró que las medidas comunitarias contra esta pandemia tienen que dar un paso más y ser la más contundente de su historia tras la Segunda Guerra Mundial. “Estamos trabajando para que Europa se movilice. Vamos a exigir que haga mucho más”, aseveró. “Todos vamos a vernos damnificados. Por lo tanto Europa tiene que movilizar recursos”. Para el líder socialista, esta crisis es simétrica en el Continente, ya que ha caído como un ladrillo al conjunto de la UE, por un virus que no atiende a fronteras. “Debemos encontrar y articular una respuesta europea”.

Por eso, el presidente pidió que Europa movilice la mayor cifra de recursos de su historia. “Tenemos que articular un gran Plan Marshall para la Unión Europea”, reclamó Sánchez. También demandó que se ponga en marcha un mecanismo de mutualidad de la deuda, por ejemplo con los llamados coronabonos, un mecanismo que Berlín en principio no acaba de asumir y que todavía no queda muy claro cómo pueden articularse. El Ejecutivo español también defiende relajar las normas del Pacto de Estabilidad sobre los objetivos de déficit.

Además, Sánchez solicitó crear un fondo europeo que atienda las situaciones de desempleo y, que sea complementario a los nacionales. Por último, demandó que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) pueda amparar los mecanismos de liquidez que reclama España.

En ese sentido, afirmó que España está haciendo un esfuerzo fiscal muy relevante, que será crucial para salir de la crisis, pero subrayó que la recuperación fiscal no puede ser solo nacional, sino europea. “Estamos haciendo un esfuerzo fiscal extraordinario y lo vamos a seguir haciendo en los próximos meses, por lo que es muy importante que la respuesta no sea solo local. Europa es mucho más que compartir un mercado único, es una filosofía de protección de los derechos humanos y tiene que poner toda la carne el asador”, subrayó.

Sánchez incidió asimismo en que el Ejecutivo defiende y respaldó al BCE en su iniciativa de sacar una bazuca de 750.000 millones de euros en un programa de compra de bonos, tanto públicos como corporativos y de entidades financieras hasta final de año.

Normas
Entra en El País para participar