Las residencias deben separar a los mayores en cuatro grupos según los síntomas

Sanidad da un día a los centros para hacer las distinciones

Varios trabajadores miran por la ventana desde el interior de la residencia de ancianos Monte Hermoso, este miércoles, en Madrid.
Varios trabajadores miran por la ventana desde el interior de la residencia de ancianos Monte Hermoso, este miércoles, en Madrid.

Las residencias de personas mayores y centros socio-sanitarios deberán separar a sus residentes en cuatro grupos: sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado de coronavirus; residentes sin síntomas, en aislamiento preventivo; residentes con síntomas; y casos confirmados.

Así lo pone de manifiesto la orden de adopción de medidas relativas a las residencias de personas mayores y centros socio-sanitarios, publicada este sábado 21 de marzo en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Las residencias deberán realizar esta clasificación en cada centro con carácter urgente "y a más tardar en el plazo de un día" desde que ha sido publicada esta orden.

Las residencias de ancianos se están convirtiendo en un verdadero problema en esta crisis por el coronavirus, con más de 80 fallecidos. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, explicó el jueves que del paquete de 300 millones del fondo de contingencia que el Ejecutivo aprobó el martes, buena parte se destinará a este propósito de protección en las residencias.

Las empresas de residencias de la tercera edad  han reclamado durante esta semana urgentemente al Gobierno el suministro de equipos de protección frente al coronavirus para evitar un colapso. El sector atiende a más de 380.000 personas cada día entre los aproximadamente 5.500 centros existentes, de los que cerca del 75% está gestionado por el sector privado.

El sindicato CCOO exigió este sábado que el Gobierno de España intervenga "de manera urgente" en las residencias privadas de la Comunidad de Madrid ante la emergencia sanitaria.

Para el sindicato, las residencias de personas mayores de la Comunidad de Madrid se deben convertir en "prioridad sanitaria", con el fin de contener urgentemente la expansión del Covid-19 en un colectivo especialmente vulnerable, como el de las personas mayores y dependientes.

La publicación en el BOE señala que la propagación del coronavirus entre personas vulnerables que viven en residencias de mayores "se está observando en los últimos días", por lo que es necesario avanzar en la adopción de medidas organizativas y de coordinación, "orientadas a reducir el riesgo de contagio así como a tratar de la forma más adecuada a las personas que sufran esta enfermedad".

Entre las medidas relativas a todo el personal, sanitario y no sanitario, la orden destaca que todos los trabajadores que por razón de su actividad profesional tengan contacto directo con los residentes deben seguir las medidas de protección recomendadas por el Ministerio de Sanidad, según al nivel de riesgo al que están expuestos.

Trabajadores asignados a cada grupo

Además, se debe reducir al mínimo el número de trabajadores en contacto directo con un residente afectado por un caso posible o positivo, así como el tiempo de su exposición. De este modo, los trabajadores deben ser asignados a cada uno de los cuatro grupos de residentes.

La orden también obliga a las residencias a adoptar "medidas extremas de limpieza" con desinfectantes recomendados por la autoridad sanitaria en todo el centro.

Sobre los profesionales sanitarios, destaca que la autoridad sanitaria de la comunidad autónoma podrá modificar la prestación de servicios del personal médico, de enfermería u otro tipo de personal sanitario vinculado con las residencias, con independencia de su titularidad pública o privada.

"Si el personal sanitario médico, de enfermería u de otro tipo, ha tenido contacto estrecho con un caso posible o confirmado de COVID-19 y no presenta síntomas, seguirá realizando su actividad normal así como la vigilancia de síntomas", señala el documento publicado en el BOE.

Igualmente, establece que, con carácter general, y siempre que exista disponibilidad, deberá realizarse la prueba diagnóstica de confirmación a los casos que presenten síntomas de infección respiratoria aguda para confirmar posible infección por coronavirus.

Para ello, el personal de la residencia deberá ponerse en contacto con el centro de Atención Primaria asignado, que actuará de forma coordinada con el médico de la residencia si se cuenta con este recurso.

Normas
Entra en El País para participar