El presidente de Gestamp a la plantilla: "esta crisis pasará"

Riberas destaca la reapertura de las fábricas del grupo en China y Corea

Francisco Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp.
Francisco Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp.

Francisco Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp, ha trasladado varios mensajes, a través de la web del grupo, a los 43.000 trabajadores del fabricante de componentes de automoción, que tiene 112 centros repartidos por el mundo. Riberas afirma que "esta crisis pasará", en relación con la epidemia provocada por el Covid-19. "En Gestamp sabemos lo que es el largo plazo. Somos un proyecto que mira más allá de cualquier coyuntura temporal y tenemos muy claro que esta crisis la superaremos".

Riberas reconoce que el coronavirus ha provocado "un desafío nunca visto antes con anterioridad. Es una crisis de naturaleza diferente de todas las que hemos podido vivir. Toca el miedo a lo desconocido, con la inquietud y angustia que eso genera".

Pero en un mensaje positivo, Riberas, que es presidente del Instituto de Empresa Familiar, asegura que "solo unidos superaremos esta crisis", Y en Gestamp "estamos tomando las medidas posibles en todas partes del mundo donde estamos presentes. Todo está encaminado a que ni la pandemia ni el miedo nos paralice".

Como ejemplo de esa capacidad de reacción, el presidente de Gestamp adelanta que el grupo ya ha reabierto sus fábricas en Corea del Sur y China. En el país comunista tiene once centros, uno en Wuhan, atendidos por 4.000 trabajadores.

En su red industrial por el mundo, la corporación española ha definido "protocolos de actuación en el caso de que se produzcan contagios y estamos haciendo un ejercicio de coordinación extraordinario para compartir los aprendizajes de unas zonas del mundo con otras", según el presidente de Gestamp.

En relación con los clientes, la multinacional española mantiene un "estrecho diálogo" para "afrontar esta situación aplicando medidas de flexibilidad", que pueden suponer el recurso a los ERTEs, una vía en estudio. La intención es "ajustar los ritmos a las necesidades" de los clientes.

En las conclusiones del mensaje, Francisco Riberas señala que el grupo ya ha demostrado durante su trayectoria industrial su capacidad de adaptación, su resiliencia "y con nuestra resistencia cuando hay que sostener el esfuerzo". Y finaliza diciendo que "luchamos por nuestro futuro y salimos adelante"

 

Normas
Entra en El País para participar