¿Puede un iPad Pro sustituir a tu portátil como pretende Apple?

¿Puede un iPad Pro sustituir a tu portátil como pretende Apple?

Los nuevos modelos imprimen potencia y un nuevo teclado.

Apple presentó ayer mismo sus nuevos iPad Pro de 2020 y lo hizo añadiendo algunas mejoras sobre lo que teníamos visto en la generación anterior, que salió a la venta a finales de 2018. La principal novedad es, al margen de inyectarle más potencia gracias a su nuevo procesador o a una pantalla más brillante, la inclusión de dos cámaras y un nuevo sensor dedicado casi exclusivamente a tareas de realidad aumentada.

Junto con esos cambios en el hardware, llegaba otra novedad: una nueva funda-keyboard con trackpad incluido, con teclas que utilizan tecnología de tijera y retroiluminadas que cuenta con una posición de trabajo parecida la de los iMac de toda la vida. Pues bien, con todos esos cambios, que son puramente estéticos y de rendimiento, pero apenas de concepto, Apple sigue empeñada en decir que va a sustituir a nuestro portátil. ¿Es así?

iPadOS 13, el gran aliado

Uno de los principales aliados de Apple para afirmar algo así es iPadOS 13, que llegó el año pasado con soporte de ratón, para hacer más real esa experiencia de hacer como que tenemos un ordenador entre manos. Ahora bien, ¿es posible sustituir completamente nuestro portátil por uno de estos nuevos iPad Pro? La respuesta es... depende de para qué lo vayas a utilizar.

Si tu trabajo tiene que ver con tareas ofimáticas, colaborativas con documentos de textos y hojas de cálculo o de navegación por internet en plataformas estándar –que son capaces de trabajar en entornos móviles–, es muy posible que podamos olvidarnos del PC o Mac sin problemas. Ahora bien, a medida que le requerimos al tablet otros cometidos... la cosa se complica. Y lo hace por una razón muy sencilla: Apple se niega a permitirnos utilizar el almacenamiento del iPad como si fuera el de un ordenador, y de esa limitación parte la imposibilidad de que pueda sustituir a nuestro ordenador de una vez por todas.

iPad Pro de 2020.
iPad Pro de 2020.

Por ejemplo, al crear una imagen para subir a internet, a una página web, ¿cómo lo hacemos? Photoshop tiene versión de iPadOS y dispone de muy buenas prestaciones pero, ¿la ubicación de guardado podrá ser reconocida más tarde por el site al que debemos cargar la foto? ¿Desde el almacenamiento del sistema (así en genérico), iCloud, Dropbox, OneDrive, Drive? La respuesta es no.

Un estudiante sí podría sustituir el ordenador con el tablet ya que las plataformas de trabajo colaborativo (Office, G-Suite, etc.) están muy preparadas para los ecosistemas móviles, pero no en el caso de cuestiones más profesionales, salvo que las soluciones de software hayan sido adoptadas por las empresas para trabajar exclusivamente en los nuevos iPad Pro. Solo en esos casos, un trabajador podrá decir adiós a su portátil.

Nuevos MacBook Air de 2020.
Nuevos MacBook Air de 2020.

Pero existe un tema también importante, el económico: un iPad Pro de 11 pulgadas, 64GB y solo con Wifi cuesta unos 899 euros y, si le añadimos el nuevo teclado que sale por otros 339, el conjunto asciende hasta los 1.238; 39 euros más caro que los nuevos MacBook Air con pantalla de 13 pulgadas (y 256GB de almacenamiento) y funcionalidad completa como ordenador. Eso, si nos olvidamos del ecosistema PC y las buenas ofertas que tenemos por 700-800 euros. ¿Creéis que un iPad Pro es realmente un ordenador?

Normas
Entra en El País para participar