El Banco de Inglaterra baja los tipos y comprará deuda por 700.000 millones

Sitúa el precio del dinero en Reino Unido en el 0,1% y abre la puerta a tomar más medidas

Banco de Inglaterra
EFE

Unas horas después del Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra ha afinado su propia bazuca para combatir los efectos económicos del coronavirus. La institución que dirige desde el lunes Andrew Bailey ha decidido este jueves en una reunión extraordinaria rebajar los tipos de interés en el Reino Unido en 15 puntos básicos hasta el 0,1% y ha ampliado el programa de compras de deuda hasta los 700.000 millones de euros (645.000 millones de libras).

El banco central británico sale así al rescate del primer ministro, Boris Johnson. Los mercados han puesto en cuarentena en las últimas semanas el plan del premier para contener la expansión de la pandemia. El rendiniento del bono a 10 años se ha dosparado en las últimas jornadas hasta rondar el 1%, ante un Gobierno británico cuya primera decisión fue no tomar medidas drásticas para no dañar la economía. También se había resentido la libra, que el miércoles marcó mínimos desde 1985 en su cruce frente al dólar.

El programa de compras de activos del BoE podrá adquirir tanto bonos soberanos como de empresas no financieras del país. Pero según el comunicado remitido por el banco central la ampliación del paquete se centrará en la adquisición de bonos soberanos. El bono británico a 10 años ha respondido a la noticia con contundentes caídas en sus tipos. Se sitúan en el 0,77%, si bien el descenso es mayor en la deuda a 2 años (cae en 15 puntos básicos, hasta el 0,17%) y en la que vence en 30 años, que pierde otros 10 puntos hasta el 1,23%. La libra, por su parte, se ha llegado a disparar un 1,25% hasta los 1,17 dólares, aunque luego ha vuelto a las caídas.

El Banco de Inglaterra actúa de la mano con Dowing Street para tratar de paliar la crisis. El ministro de Economía, Rishi Shukan, anunció el martes un programa de estímulos fiscales por 34.000 millones de euros. Y el banco central reitera hoy que avalará la línea de crédito por 360.000 millones a empresas.

El predecesor de Bailey como dueño y señor de la política monetaria británica, Mark Carney, ya se despidió la semana pasada con una cumbre extraordinaria. En ella decidió bajar el precio del dinero hasta el 0,25%. Y lanzar un programa de compras de deuda por 200.000 millones que ahora queda totalmente superado.

Desde su toma de posesión el pasado lunes, Bailey ha dejado claro que están dispuestos a tomar más medidas para inundar la economía de dinero y que este sirva de dique de contención para el parón que provocará el virus. El comunicado remitido hoy al mercado sigue en esta línea y abre la puerta a tomar más medidas en el futuro.

El paquete de compras de deuda anunciado por el BoE es ligeramente inferior al que dio a conocer a medianoche el BCE. El Banco Central Europeo decidió poner en marcha un programa especial de compra de bonos soberanos y corporativos por 750.000 millones de euros. Sumados a los 200.000 millones que había anunciado la propia instución la propia semana y a la reinversión de los vencimientos de los bonos que tiene en cartera eleva las compras por encima del billón de euros.

No tocó ni los tipos de interés, ya en el mínimo histórico del 0%, ni la tasa de depósito, en el -0,4%. Igual que su homólogo inglés la presidenta del BCE, Christine Lagarde, quiso mandar un mensaje claro de que estas no son las únicas medidas que baraja, en caso de que la situación lo precise.

Normas
Entra en El País para participar