Covid-19

La industria de materiales de construcción se queja al Gobierno de desprotección ante la crisis

La patronal Cepco reclama compensaciones ante la esperada suspensión de obra pública

La industria de materiales de construcción se queja al Gobierno de desprotección ante la crisis

La industria de materiales de construcción, representada por Cepco, se queja de falta de cobertura en el Real Decreto de medidas excepcionales ante la emergencia del coronavirus. Visto que las contratistas de obra pública pueden acceder a indemnizaciones por la suspensión de proyectos en marcha, Cepco ha trasladado al Gobierno la necesidad de que el pago de gastos contraídos durante la paralización de contratos se traslade “a toda la cadena de valor, en la que estamos los suministradores de material".

La asociación que dirige Luis Rodulfo, y que representa a fabricantes de azulejos, cementeras o productores de ladrillos, recuerda que los fabricantes asumen “buena parte del riesgo del suministro y de su producción”.

En término de costes, la petición de Cepco al Ejecutivo es que se reduzcan los términos fijos de consumo de gas y electricidad cuando se obligue a bajar o parar la producción

Entre el listado de peticiones figura que se exija a las constructoras que accedan a la suspensión de obra pública que cumplan con el plazo legal de pago a proveedores. También se reclama que se clarifique la tarea de los almacenes, una vez que se han sido cerrados para el comercio minorista, como suministradores mayoristas y a obra.

En término de costes, la petición que hace Cepco al Ejecutivo es que se reduzcan los términos fijos de consumo de gas y electricidad cuando se obligue a bajar o parar la producción. La patronal también pone de manifiesto que “las facilidades de liquidez se están negando a los CNAEs de la industria de materiales. Esto no puede ocurrir en este momento. Exigimos un cambio oportuno”.

Las empresas de Cepco, afines al sector de la construcción, ofrecen su compromiso a “garantizar el nivel de producción que le requiera la obra normal y, en especial, cualquier contingencia necesaria para facilitar las peticiones de la Administración en esta crisis”.

El sector de materiales de construcción es uno de los elementos clave en la fuerza exportadora española, rozando los 25.000 millones de venta al exterior en 2019, lo que supone un saldo comercial de más de 5.400 millones. Sus empresas venían aquejando la ralentización de la construcción residencial, lo que se estaba viendo compensado por la no residencial y la obra civil.

Normas
Entra en El País para participar