Lazora ofrece una moratoria en el pago del alquiler a sus 7.000 inquilinos por el coronavirus

La Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid también cancela el cobro de rentas a los afectados

Viviendas de Lazora en Torrejón de Ardoz (Madrid).
Viviendas de Lazora en Torrejón de Ardoz (Madrid).

El gigante de la vivienda en alquiler Lazora se anticipa a posibles medidas públicas sobre moratorias en el pago de alquileres a los afectados por la crisis del coronavirus. Esta sociedad con alrededor de 7.000 inquilinos en la actualidad, ha decidido establecer una moratoria en la renta del alquiler para aquellas familias cuya situación se vea deteriorada como consecuencia del impacto en su economía del Covid-19, según informa la empresa este jueves en un comunicado.

El programa consiste en aplicar condiciones especiales de aplazamiento del pago de las rentas durante el periodo de estado de alarma y el fraccionamiento posterior, durante un año, de las rentas no abonadas.

En el mimo sentido, la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) dejará de cobrar el alquiler a sus inquilinos afectados por la crisis del coronavirus y suspenderá temporalmente los lanzamientos. Lo anunció la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, por videoconferencia. "No giraremos el recibo del alquiler y esta medida se extenderá hasta que dure esta continencia", informa EP.

Lazora es una sociedad que tiene como accionista principal con la gestora de fondos CBRE Global Inverstors y como minoritario con el fondo Madison. A su vez fue impulsada y está gestionada por la inmobiliaria Azora. Fue la primera gran empresa en profesionalizar el alquiler residencial en España, con la creación de este vehículo hace 17 años con el objetivo de proveer vivienda en alquiler a largo plazo. La mitad de las viviendas que gestiona son protegidas y la otra mitad están en el mercado libre.

"Ante el impacto del coronavirus en la economía y el empleo, y en línea con su política de responsabilidad social ha tomado la iniciativa de poner en marcha un programa extraordinario de moratoria del pago de las rentas para todos aquellos inquilinos que se encuentren en una situación de dificultad financiera y vulnerabilidad sobrevenidas como consecuencia del Covid-19", señala el comunicado.

Esta es una de las grandes inmobiliarias propietarias de residencial para arrendamiento, junto a otras sociedades como Testa, Fidere y Anticipa (las tres de Blackstone), Building Center (Caixabank), Témpore (el fondo TPG y Sareb), Vivenio (el fondo holandés APG y Renta Corporación) o Encasa Cibeles (Goldman Sachs).

La inmobiliaria informa que los criterios para poder acceder a este programa toman como base los que el Gobierno ha establecido para la moratoria del pago de hipotecas en el Real Decreto Ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del coronavirus, adoptado el pasado martes. "Lazora cuenta con un equipo de asistencia y mediación social que analizará de forma individualizada cada situación para poder ofrecer así las alternativas que mejor se adecúen a cada circunstancia. Para ello, ha habilitado un canal especial de comunicación a disposición de todos sus inquilinos", se afirma desde la empresa.

Así se lo ha comunicado este jueves la empresa a todos los inquilinos, alrededor de 7.000 en toda España, en una carta enviada en la que también les informa de las medidas extraordinarias que ha adoptado en materia de seguridad sanitaria en todos los edificios que gestiona, reforzando la limpieza y cerrando las zonas comunes.

 

Normas
Entra en El País para participar