Tres gestoras inglesas prohíben sacar dinero de sus fondos inmobiliarios

L&G y Columbia Threadneedle alegan que no pueden valorar los activos

Una mansión, en el barrio de hampstead, de Londres.
Una mansión, en el barrio de hampstead, de Londres.

Tres gestoras de activos de Reino Unido han anunciado a sus inversores que restringen la operativa de sus fondos inmobiliarios. Ante la dificultad de ofrecer un valor real de los activos en los que invierten estos vehículos, debido a la crisis financiera destada por el coronavirus, estas dos entidades han optado por limitar los movimientos.

La última en tomar esta medida ha sido Columbia Theradneedle, que sigue los pasos de L&G y de Aviva Investors. En el caso de L&G, la decisión se ha tomado después de que la consultora encargada de tasar las propiedades de su cartera., Kinght Frank, haya comunicado a la firma que no se puede evaluar con exactitud el precio de las propiedades. Lo mismo le ha ocurrido a Columbia, con su evaluador independiente CBRE.

L&G ha explicado que es una medida transitoria, mientras dure la extrema volatilidad de los mercados financieros.

Los fondos inmobiliarios británicos han sufrido desde el referéndum para el Brexit en 2016, a medida que el valor de este tipo de propiedades se desplomaba.

La primera señal de alarma saltó en diciembre, cuando la firma M&G decidió suspender su fondo inmobiliario. Era el primer síntoma evidente de que la liquidez de este mercado estaba muy deteriorada.

Normas
Entra en El País para participar