El Gobierno congela las portabilidades en las telecos mientras dure la crisis

Busca proteger la salud de los instaladores

Respalda la propuesta de las grandes telecos

El Gobierno congela las portabilidades en las telecos mientras dure la crisis
Europa Press

El Gobierno va a congelar las portabilidades en el segmento de las telecomunicaciones, la opción de los usuarios de cambiar de operador sin perder su número, tanto en el ámbito móvil como en el fijo. Este parón se mantendrá mientras se prolongue el estado de alarma aprobado para hacer frente a la actual crisis que ha sacudido al conjunto de la economía, como consecuencia de la pandemia del coronavirus Covid-19.

La medida estará incluida en el nuevo real decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19 que el Gobierno ha aprobado y que se publicará de manera inminente. El motivo es salvaguardar la salud de los instaladores que acuden a las casas a realizar las tareas técnicas de la portabilidad.

Según se indica en los últimos borradores del real decreto, mientras esté en vigor el estado de alarma, no se realizarán por las operadoras campañas comerciales extraordinarias de contratación de servicios que requieran la portabilidad de numeración, en la medida que puede aumentar la necesidad de los usuarios de desplazarse físicamente a centros de atención presencial a clientes o de realizar intervenciones físicas en los domicilios de los clientes para mantener la continuidad en los servicios. Así, mientras esté en vigor el estado de alarma, se suspenderán todas las operaciones de portabilidad de numeración fija y móvil que no estén en curso, excepto en casos de excepción de fuerza mayor.

Todos los meses se realizan cientos de miles de portabilidades en España. En 2019, según los datos de la CNMC, hubo 9,5 millones de cambios de operador, 7,3 millones en el móvil y 2,2 millones en el fijo. En diciembre, último mes contabilizado por la autoridad reguladora, se portaron 177.891 números fijos.

Todo parte, según fuentes del sector, de una propuesta presentada por la mayor parte de las grandes telecos españolas ante el Gobierno el pasado fin de semana. Estas compañías consideran que todos los esfuerzos se están dirigiendo a salvaguardar la conectividad de los usuarios en un momento de gran tráfico de datos y los instaladores deben estar enfocados en esas tareas.

Estas telecos adelantaron que se iba a producir una rebaja en la agresividad comercial, dada la dificultad de poder materializar los cambios de operador. Las operadoras ya comunicaron la pasada semana a sus tiendas que no se realizarían más portabilidades, sino que su tarea se enfocaría en solucionar averías y otras cuestiones esenciales para el servicio de los usuarios.

Frente a este movimiento, fuentes de los operadores más pequeños se han mostrado críticos. En su opinión, la congelación de la portabilidad tendrá un impacto en el sector de miles de empleos, indicando que ningún país europeo ha introducido una medida así, ni siquiera Italia.

 

   

No se podrá cortar el servicio a ningún cliente

Obligación. Según los últimos borradores del real decreto, mientras esté en vigor el estado de alarma, las telecos estarán obligadas a mantener los servicios contratados por sus clientes, de forma que no podrán suspenderlos o interrumpirlos, aunque conste dicha posibilidad en los contratos de servicios con los consumidores.

Servicio universal. El grupo encargado del servicio universal de telecos garantizará la prestación de los elementos que lo integran y mantendrá el conjunto de beneficiarios actuales y la calidad de la prestación.

Normas
Entra en El País para participar