Tubos Reunidos para la actividad de sus fábricas en Euskadi

Erte para los 1.400 empleados del grupo en la comunidad autónoma

Jorge Gabiola y Carlos López, presidente y director general de Tubos Reunidos, respectivamente.
Jorge Gabiola y Carlos López, presidente y director general de Tubos Reunidos, respectivamente.

Otra industria que detiene su actividad por la epidemia del coronavirus. El fabricante de tubos sin soldadura Tubos Reunidos (TR) ha decidido parar la actividad de sus plantas de Trapaga (Bizkaia) y Amurrio (Álava) para salvaguardar la salud de sus empleados.

La dirección del grupo, cuyo primer ejecutivo es Carlos López, ha comunicado la medida a los miembros de comité de empresa. Los 1.400 trabajadores de la siderúrgica alavesa se irán por tanto a casa de una manera escalonada. TR hará un cierre ordenado de las instalaciones. Tiene que para de forma controlada sus hornos de acería. Ese nivel de seguridad elevará los costes y el tiempo necesario para su posterior entrada en actividad.

TR aplicará un Erte a sus trabajadores "de acuerdo con la normativa" que vaya a determinar el Gobierno en estos casos, en relación con las reclamaciones desde el mundo empresarial para flexibilizar la adopción de estas medidas.

El grupo alavés encadenó en 2019 su quinto año en pérdidas, cuando registró unos números rojos de 41,5 millones, un 20 % más que en 2018. Uno de sus problemas tiene que ver con los aranceles a las importaciones de tubos sin soldadura que Estados Unidos puso en marcha el 1 de junio de 2018 por mandato de su presidente Donald Trump. Encarecen las exportaciones de TR en un 25 %. Y en ese mercado obtuvo en 2019 el 35 % de sus ingresos (la exposición fue del 49 % en 2018).

Además, el desplome del petróleo, situado en el umbral de los 30 dólares por barril, tampoco ayuda. Los pozos de extracción de petróleo son uno de los principales clientes de los tubos sin soldadura de TR

Normas
Entra en El País para participar