Sixt suspende el pago de dividendo y anticipa una caída del beneficio

La compañía espera una caída significativa de su beneficio antes de impuestos este año por el Covid-19

Vehículo de Sixt en exposición.
Vehículo de Sixt en exposición.

La empresa alemana de alquiler de vehículos Sixt ha propuesto a sus accionistas suspender el pago del dividendo correspondiente a los resultados de 2019 debido a la crisis provocada por el coronavirus.

Además, la compañía ha informado que el Covid-19 provocará que su beneficio antes de impuestos en 2020 se sitúe "muy por debajo" de los 337 millones de euros que contabilizó el año pasado.

Sixt cerró 2019 con unos ingresos de 2.950 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,4% más en comparación con un año antes. No obstante, estos datos son provisionales.

La empresa con sede en Pullach (Alemania) ha indicado que la expansión del coronavirus está teniendo un impacto "significativo" sobre los sectores del turismo y de la movilidad en todo el mundo y que, en consecuencia, la demanda de los servicios que ofrece también se está viendo afectada.

"Sixt ha registrado un significativo descenso en el número de alquileres desde principios de marzo y una fuerte caída en las reservas para las próximas semanas. Este desarrollo negativo podría intensificarse con la expansión del coronavirus", ha afirmado la compañía.

Ante esta situación, la corporación llevará a cabo distintas medidas para paliar los efectos de la pandemia sobre su negocio, como son la reducción de su flota en el corto plazo y la propuesta de suspender el pago de dividendo correspondiente a los resultados de 2019.

La multinacional alemana presentará sus resultados definitivos del 2019 el próximo 25 de marzo.

Normas
Entra en El País para participar