10 fondos todoterreno para capear el temporal

Algunos fondos con estrategias alternativas han logrado ganar dinero a pesar de las caídas generalizadas

En medio del caos financiero, ¿dónde buscar refugio? Esa es la pregunta que se hacen millones de pequeños inversores. Con las Bolsas desplomándose un 30% y las primas de riesgo de la deuda remontando peligrosamente, cada vez es más difícil encontrar activos que ofrezcan seguridad. Ni siquiera el oro se ha revalorizado en las últimas semanas. Solo los bonos de países ultraseguros, como el bund alemán, han recibido flujos de dinero y han aumentado su valor. Claro que, a costa de asumir una rentabilidad negativa del -0,8%.

Ante este panorama, varios asesores recomiendan fondos de inversión cuyos gestores han demostrado una amplia flexibilidad para lidiar con situaciones de este tipo. Vehículos con margen de maniobra, que invierten en un amplio abanico de activos y que priman la preservación del capital.


1. PIMCO Dynamic Multi Asset Fund

Se trata de un fondo gestionado por el mayor inversor de mundo en bonos, Pimco. “Es un vehículo tremendamente flexible y que, en entornos complicados, es capaz de posicionarse de forma muy defensiva, como ha demostrado el equipo”, explica Gracia Campos, responsable de fondos del Centro de Inversiones de Deutsche Bank. El éxito fundamental ha sido que el equipo ha apostado por activos ganadores. “Hablando con la gestora nos han comentado que su posición corta en renta variable europea junto con la exposición a bonos de Tesoro americano han sido las posiciones que más le han aportado en esta crisis”, apunta Campos.

Este producto ha logrado mantenerse en positivo en lo que va de 2020, lo cual es un logro considerable. Su rentabilidad media anual en los tres últimos ejercicios ha sido del 1,85%, cuando la inmensa mayoría de fondos tienen ya rendimientos negativos para ese periodo. La responsable del fondo es la veterana Geraldine Sundstorm.


2. GAM Star Fund Total Return

Los fondos de retorno absoluto tratan de buscar una rentabilidad positiva en cualquier entorno de mercado. En el ejercicio 2018, que fue muy malo para todos los activos, pocos fondos de este tipo alcanzaron su objetivo, pero GAM Star Total Return logró reducir las pérdidas a la mínima expresión. “Es uno de los vehículos que nos parecen más convenientes para una situación de volatilidad como la que ahora estamos viviendo”, apunta el asesor financiero José María Luna.

El fondo invierte especialmente en bonos respaldados por deuda hipotecaria, así como en algunas emisiones de renta fija muy seguras emitidas por Gobiernos y empresas. En 2020, a pesar del chaparrón, ha logrado perder tan solo un 0,26%, y su rendimiento medio anual en los últimos cinco ejercicios ha sido del 0,78%.


3. Dunas Valor Prudente

La gestora española Dunas Capital nació hace tres años con un marchamo muy claro: la preservación del capital y la descorrelación respecto a los índices. Sus gestores no tienen en cuenta el peso tradicional que tiene la Bolsa o los bonos en los fondos mixtos, y buscan su propias métricas de relación rentabilidad riesgo para tomar posiciones.

Su fondo Dunas Valor Prudente ha demostrado que es capaz de lidiar con situaciones tan complicadas como la actual. En lo que va de año acumula una pérdida limitadísima (menos del -0,06%) gracias a que sus gestores han concentrado el 80% de la cartera en liquidez. El resto, es una cuidada selección de deuda pública y corporativa a corto plazo. Se trata de uno de los mejores fondos conservadores españoles en lo que va de año.


4. FSV Bond Opportunities

La gestora alemana Flossback von Storch se hizo célebre durante la última crisis financiera porque logró capear el temporal mucho mejor que sus competidores. Este fondo de bonos ha logrado una rentabilidad media anual de algo menos del 5% durante la última década y, en lo que va de 2020, ha minimizado al máximo las pérdidas (-0,36%).

“Este es nuestro fondo preferido en estas circunstancias”, apunta Gracia Campos, de Deutsche Bank. “El año pasado fue el mejor de su categoría. Sus responsables están gestionando con muchísima flexibilidad y gran acierto. Actualmente sigue con un peso muy bajo en bonos con bajo rating y un peso en liquidez alto, pero casi con seguridad estarán aprovechando para comprar gangas”.


5. MFS Prudent Wealth

Este vehículo tiene un 60% de exposición a renta variable, un 40% en liquidez y gasta un 2% al año en primas de opciones puts para protegerse de grandes caídas de Bolsa. Esa combinación, unida a que la cartera de renta variable está compuesta por empresas estables, hacen que el fondo gestionado por Barnaby Wiener se adapte a cualquier situación, no cayendo mucho en momentos malos y capturando una buena parte de las subidas en momentos buenos. Se trata de uno de los fondos que para Inversis reúne esa característica de fondo todoterreno.

El fondo tiene la consideración de mixto agresivo. En los últimos tres años ha logrado una rentabilidad media anual del 5,8% y, lo que es más importante, en 2020 solo ha perdido un 2,9%, frente a las fuertes caídas bursátiles.


6. Tikehau Income Cross Assets

La estrategia de inversión de este fondo francés se basa en una flexibilidad máxima. Puede invertir tanto en Bolsa (en corto o en largo), así como en instrumentos del mercado monetario (depósitos y pagarés) o en bonos. En geografías, puede incluso invertir en países emergentes.

Aunque en lo que va de año ha registrado una leve caída, del 5,9%, los gestores de este vehículo han demostrado una gran capacidad para reducir la volatilidad en momentos de crisis. Por ejemplo, durante el ejercicio 2018, el fondo solo cedió un -0,7%, mientras que el 95% de los fondos de inversión registró pérdidas más abultadas. El vehículo es uno de los predilectos de José María Luna, agente de Caser Asesores Financieros.


7. DWS Concept DJE Alpha Renten Global

“El equipo de la gestora especializada DJE ha logrado afrontar esta crisis con un peso muy bajo en renta variable, está posicionado entre un 10-12%, además está sobreponderado en activos refugio, de hecho tiene un 30% en bonos del Tesoro americano”, explica Gracia Campos, de Deutsche Bank. Todo esto ha permitido que en el año lleve una rentabilidad positiva nada desdeñable y sobre todo en comparación con otros fondos de su categoría (renta fija mixta) se posicione arriba en la clasificación.

Este fondo mixto defensivo mantiene un retorno en el año del 0,27% y, su rentabilidad media anual en los últimos tres ejercicios ha sido del 0,94%. Cuenta con un patrimonio de 550 millones de euros. En los últimos tres años, los gestores han conseguido una rentabilidad que ha batido al 77% de los fondos comparables.


8. Nordea 15 Alpha

La gestora nórdica se ha labrado una merecida fama como una de las mejores de Europa. Este fondo tiene un perfil de rentabilidad absoluta, es decir, que trata de lograr rendimientos positivos en cualquier entorno de mercado. En lo que va de ejercicio, este vehículo ha obtenido un notable retorno del 1,3%.

Su estrategia en los últimos meses ha sido acumular liquidez, y combinar posiciones largas en bonos y acciones, junto con algunas apuestas cortas, que ganan cuando los títulos se deprecian. En los últimos cinco ejercicios ha conseguido una rentabilidad media anual del 5,41%. Cuenta con un patrimonio de 104 millones de euros.

“Los gestores de este fondo han logrado demostrar que son capaces de ir contracorriente y ganar dinero en situaciones muy difíciles”, explica el asesor José María Luna.


9. Cartesio X

Esta gestora boutique española, especializada en fondos mixtos defensivos, es la única firma nacional que cuenta con la máxima clasificación por parte de Morningstar, el mayor analista de fondos del mundo. Desde esta entidad valoran especialmente la solidez del proceso de inversión y la continuidad de los gestores a cargo de los fondos (Juan Antonio Bertrán y Cayetano Cornet).

Su fondo Cartesio X ha logrado en los 10 últimos ejercicios una rentabilidad media anual del 2,49% aunque, en los últimos ejercicios ha tenido pequeñas pérdidas y este año se ha dejado un 7,7%, por su exposición a bonos españoles.

La cautela de los gestores les ha llevado a concentrar casi el 55% del patrimonio del fondo (que es de 350 millones de euros) en liquidez. Con las correcciones de las últimas semanas tendrán oportunidades de comprar activos de calidad a buenos precios.


10. Pictet Agora

Se trata de un fondo alternativo, que aplica estrategias especiales como tomar dentro de un mismo sector una parte de posiciones largas y otra corta, para desmarcarse de la evolución del mercado. En lo que va de ejercicio, el fondo está teniendo una rentabilidad del 1,6%.

“Nos parece que los gestores de este fondo están aplicando sus estrategias alternativas de una forma muy efectiva”, apunta José María Luna, agente de Caser Asesores.

En los últimos cinco ejercicios este vehículo de inversión ha obtenido un retorno medio anual del 3,18%. Uno de los logros más relevantes de este vehículo es que consiguió esquivar las pérdidas de 2018, cuando la Bolsa y la renta fija registraron fuertes pérdidas.

Normas
Entra en El País para participar