Bankinter, ante la escisión de Línea Directa

La valoración que alcance esta filial en Bolsa se verá condicionada por la evolución de los mercados

Oficinas de Bankinter en Madrid.
Oficinas de Bankinter en Madrid.

El banco más rentable del Ibex mantiene un negocio con unas características especiales, lo que provoca que el posible efecto del coronavirus en su negocio sea limitado. La entidad no está exenta del impacto en el sector (como un posible retraso de la subida de tipos o aumento de provisiones), pero en su operativa como grupo en los últimos años ha venido ofreciendo una buena estructura de balance, de capital, un riesgo bajo y una rentabilidad por encima de la media del sector.

La compañía, sin embargo, afronta la segregación de Línea Directa, de modo que la valoración que alcance esta filial en Bolsa se verá condicionada por la evolución de los mercados y puede llevar incluso a replantear la operación o su calendario.

El banco que dirige María Dolores Dancausa anunció en diciembre de 2019 su intención de separar el negocio de seguros de su actividad bancaria. De esta forma, el consejo de administración del banco aprobó sacar al mercado su aseguradora (tiene el 100% de su capital), que se convertirá así en una compañía independiente y cotizada.

Para ello, el banco que dirige Dancausa propondrá a la junta de general de accionistas, que se celebrará en marzo, distribuir la totalidad de la prima de emisión, que asciende a 1.184 millones de euros, en dividendo, entregando así a sus accionistas el 82,6% de Línea Directa Aseguradora, unas acciones que posteriormente serán admitidas a negociación. El 17,4% restante del capital de la firma de seguros, con un valor de 250 millones según la tasación de la compañía, pasa a ser una inversión financiera en la cartera de Bankinter.

Por otro lado el banco se unió ayer a las recomendaciones de delegar o emitir el voto a distancia en la junta del 19 de marzo para evitar el contagio entre sus accionistas, empleados y clientes.

Normas
Entra en El País para participar